ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Lunares normales y el melanoma: ¿cortarte un lunar mientras te afeitas puede darte cáncer?

Date June 1, 2018 20:34

Si tienes lunares en las axilas, las piernas u otras zonas del cuerpo que generalmente afeitas, debes tener mucho cuidado cuando quites el vello de estas áreas. Pero, ¿qué pasa si te distraes unos segundos y sin querer te cortas o afeitas un lunar? ¿Representa algún riesgo?

foremniakowski / Depositphotos.com

Existe un viejo cuento de abuelitas que dice que, si te cortas un lunar, te puede dar cáncer. ¿Hay algo de verdad en este mito? En realidad, es poco probable que esto sea verdad, pero hay algunas cosas que es importante que conozcas sobre los lunares y su eliminación.

Quizá te interese: Pon atención a estos cambios en tus lunares ya que podrían ser indicios de cáncer en la piel

¿Qué debo hacer si accidentalmente me corté un lunar?

Si accidentalmente te cortas o arrancas un lunar, tu mayor preocupación debe ser el cuidado adecuado de la herida para prevenir una infección. Así que, simplemente, aplica un antiséptico — preferiblemente alcohol— en el área de la herida. También se recomienda cubrir la herida con un vendaje y revisarla durante el día para detectar signos de infección y para asegurarse de que se esté curando adecuadamente.

¿Cómo se ven los lunares cancerosos?

La mayoría de los lunares no son cancerosos. Sencillamente, los lunares son áreas de la piel muy pigmentadas o planas que pueden estar presentes desde el nacimiento o aparecer más adelante. Sin embargo, algunos lunares eventualmente pueden volverse malignos. Ten en cuenta que, en su mayoría, los lunares malignos son nuevos. Afortunadamente, existe un acrónimo (ABCDE) que te ayudará a memorizar cómo se ve un lunar canceroso o melanoma:

  • Asimetría : la mitad del lunar no se parece a la otra;
  • Borde : el lunar tiene bordes irregulares;
  • Color : el lunar presenta tonos o colores diferentes;
  • Diámetro : un lunar de más de 1/4 de pulgada (6 mm) de diámetro puede ser motivo de preocupación;
  • Evolución : los lunares cancerosos tienden a cambiar de tamaño, forma y color.

Un lunar que sangre espontáneamente, sin cortarlo o tocarlo, también debe hacer sonar las campanas de alarma, así que acude inmediatamente a un dermatólogo. De igual forma, si te lastimaste un lunar y no sana, también debes ser evaluado por un médico.

Quizá te interese: Lunares rojos: qué son, cómo tratarlos y cuándo acudir al médico

¿Qué debo hacer con los lunares que me molestan?

Si tienes algún lunar que te preocupa, no dudes ni un segundo y programa una cita con un dermatólogo lo antes posible. Si tienes un lunar común y te molesta por razones estéticas, no intentes quitarlo en casa, ya que puedes provocar una infección o crear una cicatriz que sea peor que el problema original. Ve a un dermatólogo para que remueva el lunar.

Entonces, ¿cortarte un lunar puede dar cáncer?

Cortarte o lastimarte un lunar no te dará cáncer, pero puede provocar una infección si no tratas la herida adecuadamente.

Además, hay muy pocas probabilidad de que te afeites accidentalmente un lunar canceroso. Pero, si llegara a suceder, no causará que el cáncer se desarrolle más rápido.

gpointstudio / Shutterstock.com

Revisa tu piel en busca de lunares nuevos o inusuales y otros cambios todos los meses. Si detectas algo sospechoso, comparte tus inquietudes con un médico.

Fuente: Health Line, Mayo Clinic, The New York Times, Scary Symptoms

Quizá te interese: 6 peligrosos tipos de lunares que requieren una visita urgente al médico


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.