Aguantar un estornudo puede ser literalmente mortal. Un hombre casi pierde la vida al lograrlo

Estilo de vida y tendencias

June 14, 2018 03:40 By Fabiosa

Nuestro cuerpo está perfectamente diseñado (excepto quizás, si tienes algún trastorno genético) y todas sus funciones están perfectamente calibradas para lograr su objetivo, a menos que trates de interferir de alguna forma. Por ejemplo, la mayoría de las personas tiende a posponer o aguantar un estornudo, en algunos casos porque es un "mal momento". Por supuesto, podemos esperar un poco antes de ir al baño y darle rienda suelta a nuestro estornudo, lo que, en general, no representa un gran problema. Sin embargo, puede ser increíblemente peligroso contener un estornudo.

roboriginal / Depositphotos.com

Quizá te interese: Tenía la costumbre de tapar nariz y boca al momento de estornudar, y su garganta terminó pagando caro

Este hombre lo puede confirmar.

Un británico de 34 años se rompió la garganta por aguantar un estornudo. No sabemos qué estaba haciendo, pero suponemos que tal vez estaba "conociendo a la mísmisima reina", ya que no podemos imaginarnos por qué haría algo así. El hombre terminó en un hospital prácticamente incapaz de hablar y de tragar por tratar de contener su estornudo sosteniendo su nariz y manteniendo la boca cerrada. ¿Cuántos de ustedes han tratado de hacer lo mismo?

Los médicos realizaron una tomografía computarizada y encontraron varias burbujas de aire debajo de la piel del paciente en el área del cuello y los pulmones. Al parecer, esto sucedió debido a que el aire reprimido se acumuló en la faringe (garganta) del hombre, lo que causó un aumento de presión que terminó en la ruptura de esta área del cuerpo. Como tratamiento, le dieron antibióticos debido al riesgo de infección y lo alimentaron a través de un tubo. El pobre hombre permaneció hospitalizado durante más de dos semanas, pero, afortunadamente, no tuvo más complicaciones.

Posibles consecuencias.

Billion Photos / Shutterstock.com

Quizá te interese: Mira tu pañuelo cuando estornudes, el color de tus mocos dice mucho sobre tu salud

Por supuesto, es muy extraño que un estornudo reprimido cause tal daño a la salud. Sin embargo, y como ya vimos, sí es una situación que puede suceder y causar los siguientes daños:

  • lesión traumática del diafragma;
  • vasos sanguíneos rotos en el blanco del ojo;
  • lesión en el oído —o, en el peor de los casos, ruptura del tímpano— que puede provocar vértigo y pérdida de la audición;
  • infecciones del oído debido a que el moco infectado ingresa al oído medio;
  • micción involuntaria;
  • ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro debido al aumento repentino de la presión sanguínea.

Dragana Gordic / Shutterstock.com

Según Alan Wild, cirujano de cabeza y cuello de la Escuela de Medicina de la Universidad de Saint Loius, existe una gran diferencia entre la necesidad de estornudar y el proceso real del estornudo. A veces, puedes "parar" un estornudo frotándote la nariz o respirando con fuerza a través de ella. No obstante, una vez que comienzas a estornudar, es mejor dejarlo salir. El doctor Wild también agregó que:

El riesgo de una lesión es bajo, pero es posible que tengas muy mala suerte. Algunas personas también están preocupadas de que contener el estornudo es solo un resultado temporal, y que lo que sea que lo haya provocado aún está presente y causará otro estornudo en breve.

Por otro lado, ciertas complicaciones pueden ocurrir debido a un estornudo violento y agresivo, como lesiones en el cuello debido a extensiones repentinas del cuello, dolores de cabeza intensos o incluso accidentes cerebrovasculares cuando el aire se empuja hacia la cavidad del cerebro.

Rido / Shutterstock.com

Sin embargo, es mejor no tentar al destino. Simplemente deja que tu estornudo fluya libremente, pero, por favor, recuerda taparte la boca. ¡Cuídate y mantente saludable!

Fuente: Smithsonian, Telegraph, Live Science

Quizá te interese: Mira tu pañuelo cuando estornudes, el color de tus mocos dice mucho sobre tu salud


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.