ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

¿Qué son los pólipos cervicales? Los principales síntomas, causas y las formas de eliminarlos

Date May 16, 2018 17:03

Los pólipos cervicales son neoplasias o crecimientos anormales de masa, que por lo general tienen forma de dedo o bulbo. Pueden variar en color y forma y a menudo no provocan síntomas evidentes. Las mujeres de más de 20 años, y en particular las que han parido una o más veces, tienen mayores probabilidades de padecer pólipos en el cuello uterino o cérvix, tal como se ve en la imagen a continuación.

Muchas mujeres tienen pólipos cervicales y por lo general no son malignos, o sea no son cancerosos. Sin embargo, sí existe la posibilidad de que se desarrolle cáncer a partir de un pólipo cervical. Por eso es de vital importancia hacerse habitualmente los exámenes pélvicos y la prueba de Papanicolau. También es necesario atender a cualquier síntoma que indique la presencia de pólipos, un diagnóstico temprano puede, incluso, salvarte la vida.

Síntomas de los pólipos cervicales.

En algunos casos, los pólipos cervicales no producen síntomas, especialmente si son pequeños.

Pero en aquellos casos donde sí se presenta sintomatología pueden experimentarse las siguientes  señales:

- períodos inusualmente de abundante flujo menstrual;

- sangrado o manchado después del coito;

- sangrado o manchado entre períodos;

- sangrado o manchado después de la menopausia;

- secreción blanca o amarilla que puede tener olor.

Todos los síntomas anteriormente mencionados pueden ser causados por otras afecciones además de los pólipos cervicales. Sin embargo, es importante mantener a nuestro ginecólogo al tanto de cualquier señal que aparezca. Además, no debemos olvidar realizarnos los exámenes pélvicos anuales, pues son la única forma de detectar los pólipos asintomáticos.

Quizá te interese: Sangrado Uterino Anormal: Aprende a identificar sus síntomas y causas

Causas de los pólipos cervicales.

No existe un criterio definido de por qué algunas mujeres desarrollan los pólipos cervicales. Sin embargo, hay algunos factores asociados con estos crecimientos, entre los cuales se encuentran los siguientes.

1. Altos niveles de estrógeno. Puede ser porque la hormona es producida en nuestro cuerpo o por el consumo de sustancias similares a los estrógenos en los alimentos y el medio ambiente.

2. Infecciones cervicales y el VPH.

3. Vasos sanguíneos obstruidos cerca del cuello uterino.

Tratamiento para los pólipos cervicales.

Aunque las posibilidades de que un pólipo cervical sea canceroso son pequeñas, se recomienda eliminar dichos crecimientos. El proceso de eliminación depende del tamaño del pólipo.

En caso de ser pequeños podrían ser sencillamente extirpados o si son grandes hay que recurrir al electrocauterio. Por lo general, una vez que el pólipo es retirado se envía al laboratorio para verificar la presencia de células precancerosas o cancerosas.

Recuerda que un diagnóstico temprano puede hacer la diferencia para la cura o la remisión del cáncer. No debemos perder de vista ninguno de estos detalles, para poder garantizar nuestra salud.

Fuente: Health Line, WebMD, Harvard Health

Quizá te interese: Pólipos colorrectales: un síntoma temprano del cáncer de colón que se puede controlar a tiempo


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.