ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Todas las diferencias que existen entre los gemelos idénticos y los fraternos desde la concepción

Date July 10, 2018 18:19

Desde siempre, la sociedad ha estado fascinada por los gemelos. Su increíble parecido físico ha generado un sinnúmero de especulaciones y misterios a su alrededor, especialmente porque sus personalidades pueden llegar a ser extremadamente diferentes o prácticamente iguales.

Sin embargo, ¿nunca te has preguntado por qué algunos gemelos son tan iguales mientras que otros parecen hermanos normales?

shmeljov / Depositphotos.com

Esto se debe a que existen dos “tipos”, por así decirlo, de gemelos: los idénticos y los fraternos. En lenguaje científico, esto quiere decir que un embarazo puede ser de gemelos monocigóticos y dicigóticos, o de gemelos homocigotos y heterocigotos, respectivamente. Parece un trabalenguas, ¿no? No hay problema, sigue leyendo que aquí te explicamos las diferencias.

Gemelos idénticos.

Los gemelos monocigóticos deben su nombre al hecho de que provienen de un único óvulo fecundado. Luego de que el espermatozoide fertiliza al óvulo, este conjunto de células se convierte en un cigoto. Inmediatamente, las células presentes en el cigoto comienzan a dividirse y es en este preciso momento cuando un embarazo puede llegar a ser múltiple. En otras palabras, los gemelos idénticos se forman si durante las primeras etapas del embarazo se forman dos embriones a partir de un único cigoto.

Contrariamente a las creencias populares, tener gemelos no tiene nada que ver con la genética, la edad de los padres o factores externos: puedes estar esperando a un par de cigüeñas igualitas sin que en tu familia o la de tu pareja existan antecedentes de gemelos. De hecho, actualmente todavía no se sabe a ciencia cierta por qué dos embriones se desarrollan a partir de un solo cigoto ni en qué etapa de la gestación sucede.

pressmaster / Depositphotos.com

En resumen, los gemelos homocigotos o idénticos tienen el mismo ADN, son siempre del mismo sexo, su parecido físico es innegable y comparten la misma placenta durante el embarazo.

Gemelos fraternos.

Por otro lado, los gemelos fraternos se dan cuando se fertilizan dos óvulos al mismo tiempo. En algunos casos muy aislados, puede que durante el ciclo menstrual se maduren no uno, sino dos o más óvulos en el cuerpo de una mujer y, al momento de la concepción, ambos óvulos pueden ser fertilizados al mismo tiempo, lo que da lugar a un embarazo de gemelos heterocigotos.

Estos gemelos no necesariamente son del mismo sexo y, de hecho, durante el desarrollo fetal, cada gemelo tiene su propia placenta. Obviamente, existe cierto parecido físico entre ellos, pero no es al mismo grado que el de los gemelos monocigóticos. De hecho, sus semejanzas físicas no son más notables que las que existen entre los hermanos de diferentes edades.

Cabe resaltar que, en este caso, increíblemente, los óvulos pueden ser fertilizados por diferentes espermatozoides… Y no necesariamente tienen que ser del mismo hombre. Si esto llegara a pasar, cada bebé llevará la información genética de su respectivo padre y heredará el color de los ojos, la raza, los rasgos etc. de su progenitor, aunque en realidad las probabilidades de que esto suceda son bastante bajas y la mayoría de los mellizos o gemelos fraternos tienen un solo padre común.

Quizá te interese: Ellas son gemelas pero mucha gente no les cree, una tiene la piel morena y la otra clara

Patryk_Kosmider / Depositphotos.com

Vale la pena señalar que la ovulación de cada óvulo puede ocurrir en diferentes momentos, con un intervalo de tiempo que varía desde varias horas hasta una semana, aunque esto ocurre principalmente cuando los óvulos se desarrollan en diferentes ovarios.

A diferencia de los gemelos idénticos, la probabilidad de tener gemelos heterocigotos aumenta dependiendo de varios factores, como:

  • La edad de la mujer.
  • Casos similares en la historia familiar.
  • Enfermedades del aparato reproductor que haya sufrido la madre.
  • Estrés antes del embarazo.

Pero no te preocupes. Incluso si cumples con estas características, las posibilidades de concebir gemelos de forma natural son de 1 en 100. En general, los embarazos multifetales son el resultado de la estimulación artificial de los ovarios y el uso de tecnologías de reproducción asistida, como la fertilización in vitro.

Conexión entre gemelos.

Uno de los mitos que rodea a los gemelos es la creencia de que existe una conexión inexplicable, científicamente hablando, entre ambos gemelos a lo largo de sus vidas. Más de una vez hemos escuchado historias donde un hermano se lastima, por ejemplo, y su gemelo sabe que algo le sucedió a su hermano —o incluso puede llegar a sentir su dolor— a pesar de que se encuentren a kilómetros de distancia.

Esta leyenda urbana sostiene que, además de una apariencia similar, los gemelos poseen un vínculo espiritual que les permite comunicarse sin palabras y transmitirse pensamientos entre sí. Esta creencia se arraigó aún más debido al hecho de que los hermanos gemelos tienden a tener los mismos gustos e inclinaciones y comparten muchísimos rasgos psicológicos en común, llegando incluso a escoger el mismo campo profesional, por ejemplo.

Sin embargo, en realidad esta teoría de que los gemelos monocigóticos son idénticos tanto en rasgos físicos como psicológicos debido al hecho de compartir la misma placenta nunca ha sido confirmada científicamente. Si bien tienen el mismo ADN, las enfermedades, preferencias, reacciones, gustos y comportamientos de los hermanos gemelos dependen no solo de los genes, sino también de su educación, entorno y educación, al igual que en otras personas, lo que constituye un clásico ejemplo de crianza versus naturaleza.

romrodinka / Depositphotos.com

En otras palabras, estas similitudes se pueden explicar por el hecho de que, en muchas culturas, a los gemelos generalmente los bautizan con nombres parecidos —que hasta riman—, los tratan de la misma manera y los visten con la misma ropa. Esta forma de crianza contribuye a gustos y capacidades similares, y también deja una huella decisiva en la elección de las profesiones futuras.

Aunque la mayoría de las personas ve a un par de gemelos y los considera como un solo ente, de hecho, son —incluso los gemelos monocigóticos—, a menudo, personas muy diferentes. Si no nos crees, simplemente pregúntale a sus familiares y amigos y verás que es una prueba más de que, en realidad, no hay personas absolutamente idénticas, ¿cierto?

Fuente: Bebés y más

Quizá te interese: La inexplicable historia de las gemelas Pollock: ellas fueron la reencarnación de sus hermanas