ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Cáncer de riñón: 8 señales de advertencia y 9 factores que aumentan el riesgo de padecerlo

Date October 23, 2019 20:49

El cáncer se cobra la vida de miles de personas en todo el mundo cada año, pero muchos tipos de cáncer comienzan a mostrar síntomas solo en etapas terminales, cuando el tratamiento puede no funcionar. Las personas que reciben un diagnóstico temprano, en cambio, tienen mayores probabilidades de someterse a un tratamiento exitoso y entrar en remisión.

Cáncer de riñón: 8 señales de advertencia y 9 factores que aumentan el riesgo de padecerlo©Fabiosa

Desafortunadamente, el cáncer es una enfermedad que genera aún muchas incógnitas en la ciencia médica.

Los riñones, por ejemplo, funcionan como filtros naturales de nuestro cuerpo y también pueden ser afectados por el cáncer.

El cáncer de riñón es común.

Este es uno de los 10 tipos más comunes de cáncer y afecta tanto a mujeres como a hombres. Según la investigación, 1 de cada 63 personas desarrollará cáncer de riñón en algún momento de su vida. Por otro lado, el cáncer de riñón es poco frecuente en personas menores de 45 años; no obstante, esta enfermedad puede afectar a una persona de cualquier edad.

Cáncer de riñón: 8 señales de advertencia y 9 factores que aumentan el riesgo de padecerloLightspring / Shutterstock.com

Ciertos factores aumentan el riesgo de la enfermedad, algunos de los cuales pueden evitarse. Al igual que otras clases de cáncer, este puede no mostrar síntomas al principio, pero se puede tratar con éxito si se diagnostica a tiempo.

Síntomas del cáncer de riñón.

Este cáncer no muestra síntomas perceptibles en sus primeras etapas. Por lo general, se encuentra accidentalmente durante los exámenes imagenológicos que se realizan para otros problemas de salud:

  1. Cambio del color de la orina a rosado, rojo o marrón.
  2. Dolor persistente y/o presión en la espalda o en un costado.
  3. Una masa o bulto en el abdomen, los costados o la espalda.
  4. Cansancio extremo.
  5. Pérdida de apetito y de peso involuntaria.
  6. Fiebres que van y vienen.
  7. Anemia.
  8. Hinchazón en tobillos y piernas.

Cáncer de riñón: 8 señales de advertencia y 9 factores que aumentan el riesgo de padecerloKidney failurecrystal light / Shutterstock.com

Si notas alguno de estos, visita a su médico tan pronto como sea posible para averiguar lo que te está provocando el problema.

Cáncer de riñón: 8 señales de advertencia y 9 factores que aumentan el riesgo de padecerlo©Fabiosa

Factores de riesgo de cáncer de riñón.

Hay varias cosas que pueden ponernos en un riesgo más alto de cáncer de riñón. Entre ellas se incluyen:

  1. Edad avanzada: el cáncer de riñón se diagnostica más comúnmente en personas mayores de 60 años.
  2. Fumar casi duplica el riesgo de cáncer de riñón.
  3. Género: los hombres tienen el doble de probabilidades que las mujeres de tener la enfermedad.
  4. Obesidad: el desequilibrio hormonal en personas con sobrepeso aumenta el riesgo de cáncer de riñón.
  5. Presión arterial alta: no está claro si la presión arterial alta en sí misma contribuye a un mayor riesgo o si los medicamentos utilizados para controlarla son los culpables.
  6. Herencia: si un pariente cercano, especialmente tu hermano o hermana, tiene o ha tenido cáncer de riñón, tienes mayor riesgo.
  7. Algunos síndromes hereditarios, que incluyen la enfermedad de von Hippel-Lindau, el síndrome de Birt-Hogg-Dube, el complejo de esclerosis tuberosa y el carcinoma papilar hereditario de células renales
  8. Diálisis: las personas que han estado en diálisis por un período prolongado de tiempo tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad.
  9. Ciertos químicos: las sustancias nocivas como el cadmio, el amianto, el benceno, los disolventes orgánicos y algunos herbicidas pueden aumentar el riesgo.

Cáncer de riñón: 8 señales de advertencia y 9 factores que aumentan el riesgo de padecerlo©Fabiosa

Cómo prevenir el cáncer de riñón.

Las causas del cáncer de riñón no están claras aún, así que todavía no sabemos con claridad cómo prevenirlo. Todo lo que puedes hacer es controlar los factores de riesgo (que sean controlables) y hacerse chequeos médicos regulares: esto último puede ayudar a detectar la enfermedad a tiempo.


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.