INSPIRACIÓN

Padre de familia desapareció en 1993: 23 años después, lo encontraron con una nueva familia

Date June 11, 2019 21:54

Richard Hoagland y su esposa, Linda Iseler, vivían una vida de ensueño en Indianápolis. Estaban criando a dos hijos, Matthew y Douglas, tenían una casa grande y un bote, y hasta se podían permitir vacaciones exóticas. Todo terminó el 10 de febrero de 1993, cuando Richard desapareció.

Padre de familia desapareció en 1993: 23 años después, lo encontraron con una nueva familiaABC News / YouTube

Richard llamó a Linda desde el trabajo y le dijo que no se sentía bien. Una hora más tarde, llamó y dijo que no volvería a casa.

Parecía que Richard desapareció en el aire. No se llevó sus pertenencias, ni siquiera su pasaporte.

Matthew tenía 9 años y Douglas tenía 6 años en el momento de la desaparición de su padre, y no tenían idea de por qué los dejó.

Padre de familia desapareció en 1993: 23 años después, lo encontraron con una nueva familiaABC News / YouTube

La última vez que Linda y sus hijos tuvieron noticias de Richard fue en el verano de 1993, cuando le envió a sus hijos dos tarjetas de cumpleaños.

Cuando la policía investigó la desaparición de Richard, vieron a Linda como sospechosa. Otra versión fue que Richard había cometido un crimen y se había escapado para evitar la prisión, pero la investigación no arrojó resultados.

23 largos años de preguntarse qué pasó:

Después de que Richard desapareció, su familia tuvo problemas financieros. La casa fue embargada, y Linda tuvo que vender muchas de sus posesiones solo para pagar facturas. Afortunadamente, la madre de Linda estaba allí para ayudar.

En una entrevista para ABC’s 20/20, Linda recordó:

Él nos devastó, nos dejó sin nada, en la bancarrota.

En 2003, Richard fue declarado legalmente muerto y Linda siguió con su vida y se volvió a casar.

Después de 23 años sin Richard, Linda recibió una fatídica llamada en 2016: la llamada provino del detective Anthony Cardillo, del Departamento del Sheriff del Condado de Pasco en Florida.

Le preguntó a Linda si Richard Hoagland era su marido, y después de que Linda confirmó que él era su ex esposo desaparecido, el detective le informó que lo tenían bajo custodia.

Padre de familia desapareció en 1993: 23 años después, lo encontraron con una nueva familiaABC News / YouTube

Richard Hoagland capturado:

Linda finalmente supo la verdad sobre su ex marido. Resultó que huyó y comenzó una nueva vida en Florida con un nuevo nombre: Terry Symansky.

El verdadero Terry Symansky había muerto en un accidente de navegación en 1991, y Richard le robó el certificado de defunción al padre de Terry, de quien estaba alquilando una habitación en ese momento.

El certificado de defunción le permitió a Richard obtener un certificado de nacimiento y una licencia de conducir para suplantar esa identidad por completo. Richard Hoagland, quien ahora era conocido como Terry Symansky, se volvió a casar y tuvo un hijo.

Hoagland hubiera podido seguir engañando a todos a su alrededor si el sobrino real de Terry Symansky no hubiera visitado un sitio web de genealogía, donde se enteró de que alguien vivía bajo el nombre de su difunto tío. La familia de Terry Symansky fue a la policía y Hoagland finalmente fue expuesto.

Padre de familia desapareció en 1993: 23 años después, lo encontraron con una nueva familiaABC News / YouTube

Ahora, Hoagland tiene que pagar por todo lo que ha hecho, y su nueva esposa e hijo quedaron desechos al saber la verdad: su vida era una farsa.

El detective Cardillo dijo para 20/20:

Obviamente sus 20 años de matrimonio fueron destrozados. Seguía siendo padre del hijo, su sangre, pero ese nombre de Symansky no es suyo...

Richard Hoagland hirió a tres familias, y ahora tenía que pagar el precio por sus acciones. Pasó casi 2 años en prisión por robo de identidad y fue liberado en 2018, pero ese no fue el final de sus problemas.

Padre de familia desapareció en 1993: 23 años después, lo encontraron con una nueva familiaABC News / YouTube

Su esposa de Florida le pidió el divorcio y su ex esposa lo demandó por casi 2 millones de dólares en manutención no pagada.

El dolor emocional que Richard Hoagland le causó a su familia de Indiana, a la familia de Florida y a la familia Symansky no se puede deshacer, pero se ha hecho justicia finalmente, y eso puede traer a las familias un cierre para mirar con esperanzas hacia el futuro.