De la obesidad a figura de modelo: la joven perdió la mitad de su peso sin cirugías y dietas estrictas,

Inspiración

September 7, 2019 03:49 By Fabiosa

Melissa Mouawad, una joven de Sydney, había sido una entusiasta desde la infancia. Cuando tenía 18 años, pesaba 135 kg (297.6 lbs) y tuvo que usar ropa de maternidad ya que no podía caber en nada más.

After @becchambersfit amazing post on confidence in the gym - I thought Id share my first experience in a commercial gym weighig 135kgs. I remember signing up to @fernwoodfitness, all female gym.. I was wearing maternity, plus sized clothes I'd found at Kmart. I started out in the group classes, at the back, I was terribly unfit, morbidly obese, lacking any sort of confidence. BUT I was persistent. I hid at the back of the class, working away, building up my fitness and strength. Slowly but surely I gained confidence and I egded my way closer to the front of the class. It wasn't easy, ever. But it got easier, I got fitter. Until I reached a point where the classes weren't even challenging anymore, and my confidence superseded Fernwood. This is just a reminder that we all started somewhere - choose a gym that makes you feel welcome, and comfortable. With like minded people and trust me - it will get easier 🏋️‍♀️

A post shared by Melissa Loves Food 🍭 (@melissamouawadlovesfood) on

Después de la increíble publicación de @becchambersfit sobre la confianza en el gimnasio, pensé en compartir mi primera experiencia en un gimnasio comercial con un peso de 135 kg. Recuerdo que me inscribí en @fernwoodfitness, todo un gimnasio femenino. Llevaba ropa de maternidad y tallas grandes que había encontrado en Kmart. Comencé en las clases grupales, en la parte de atrás, estaba terriblemente no apta, con obesidad mórbida, sin ningún tipo de confianza. PERO fui persistente. Me escondí al final de la clase, trabajando lejos, mejorando mi estado físico y mi fuerza. Lenta pero segura, gané confianza y me acerqué más al frente de la clase. No fue fácil nunca. Pero se hizo más fácil, me puse en forma. Hasta que llegué a un punto donde las clases ya ni siquiera eran un desafío, y mi confianza reemplazó a Fernwood. Esto es solo un recordatorio de que todos comenzamos en algún lugar: elija un gimnasio que lo haga sentir bienvenido y cómodo. Con personas afines y confía en mí, será más fácil 🏋️‍♀️

Los médicos estaban preocupados por los hábitos alimenticios y el peso de Melissa. Le dijeron que corría el riesgo de sufrir un ataque cardíaco y desarrollar diabetes, y para evitarlo, tendría que perder peso y comer sano.

Los riesgos para la salud no fueron el único inconveniente de tener sobrepeso. Como Melissa escribió, prácticamente no tenía vida social, y su confianza y autoestima estaban hechas jirones.

Let's talk about the fun I used to have when I was morbidly obese.. Whole box of Krispy Kreme doughnuts? Yeah that was a snack. How about preparing cake batter to eat, not to bake? Or how about eating a McDonald's family meal, but not sharing with your family? Now let's talk about the down side of being obese... No social life, zero self love, wearing old ladies clothes because shopping was an embarrassment, having health issues at the age of 18, avoiding the stairs because it hurt to climb them, staying in a dead end toxic relationship because who else would love me? Denting my car because I fell on it...just to name a few. Don't compromise your quality of life because food is more important, having a fantastic, fulfilling, adventurous life is better than any short term satisfaction that food can give you. Don't let food run your life, you control your actions.

A post shared by Melissa Loves Food 🍭 (@melissamouawadlovesfood) on

Hablemos de la diversión que solía tener cuando era obeso mórbido. ¿Caja entera de donas Krispy Kreme? Sí, eso fue una merienda. ¿Qué tal preparar la masa de pastel para comer, no para hornear? ¿O qué tal comer una comida familiar de McDonald's, pero no compartir con su familia? Ahora hablemos del lado negativo de ser obeso ... No hay vida social, cero amor propio, usar ropa de anciana porque ir de compras era una vergüenza, tener problemas de salud a la edad de 18 años, evitar las escaleras porque duele subirlas, permanecer en una relación tóxica sin salida porque ¿quién más me amaría? Abollando mi auto porque me caí sobre él ... solo por nombrar algunos. No comprometa su calidad de vida porque la comida es más importante, tener una vida fantástica, satisfactoria y aventurera es mejor que cualquier satisfacción a corto plazo que la comida pueda brindarle. No dejes que la comida corra tu vida, controlas tus acciones.

Las advertencias de los médicos se hundieron y Melissa se dio cuenta de que tenía que tomar medidas, pero estaba perdida. ¿Cómo se suponía que debía hacerlo?

Después de varios años de probar varias dietas y planes de ejercicio, perder algo de peso y recuperarlo, Melissa encontró lo que le funcionó.

Siempre tengo personas que me dicen cómo no pueden perder peso, cómo comen de forma saludable y hacen ejercicio, pero no pasa nada ... ¿Adivina qué? La pérdida de peso es difícil. Durante los últimos 6 años, he trabajado todo el día para llegar a donde estoy. Me he perdido los eventos sociales, casi he dejado de beber, hago del gimnasio mi prioridad dos veces al día antes del trabajo, antes de la familia, antes de mi relación. ____________________________________ Cambié por completo quién era y esto es lo que soy ahora. Este estilo de vida representa el 50% de mi personalidad y estoy de acuerdo con eso. No puedes perder la mitad de tu tiempo, a tiempo parcial. Es todo un día, todos los días, 24/7, 365 días al año. Así es como obtienes resultados.

¿Cómo logró esto Melissa?

Hace cinco años, la joven lo descubrió. Su plan, que continúa siguiendo hasta el día de hoy, consiste en contar calorías y equilibrar carbohidratos, proteínas y grasas.

En cuanto a la parte del ejercicio, la joven sigue un régimen estricto. Ella trabaja 6 días a la semana. Aunque comenzar a hacer ejercicio y hacerlo regularmente no fue una tarea fácil, ¡Melissa siguió comprometida con su objetivo y sus esfuerzos dieron sus frutos!

¿Sabes lo que estoy haciendo aquí? Mi hermana me atrapó en la cámara agarrándome el estómago porque me siento gorda. Bastante loco, ya que solía ser el doble de mi tamaño hace unos años. Perder peso no es el final y todos tus problemas, seguro que ya no estoy gorda, pero mis demonios todavía me persiguen a diario. Cada día tengo que recordarme que soy extraordinaria y que ya no soy esa persona obesa. Por otro lado, también tengo que estar constantemente en mi juego, constantemente consciente de lo que estoy comiendo, cuánto estoy entrenando, cuánta agua bebo, etc. El hecho de que haya alcanzado cierto peso no significa que pueda relajarme. Esto es 24/7, 7 días a la semana, 365 días al año, cambio de estilo de vida ☝

Así es como ella describió su progreso:

Fui a clases de gimnasia con mi ropa de maternidad y me quedé en la parte de atrás tratando de seguir el ritmo. Estaba avergonzada de mi cuerpo pero estaba decidida a dar lo mejor de mí.

Después de un tiempo, gradualmente me mudé al frente de la clase. Luego pasé al cardio y, finalmente, al entrenamiento con pesas.

Estoy más en forma que nunca, y no puedo creer que mi cuerpo pueda moverse como lo hace ahora.

Melissa perdió 65 kg (143.3 lbs.), ¡Y eso es casi la mitad de su peso original! Con la pérdida de peso vino la renovada confianza. Hace un año, Melissa se casó con su amado hombre, Edward Mouawad.

Ella luce increíble.

Ella es realmente un ejemplo a seguir.

El viaje de pérdida de peso de Melissa le valió un sólido seguimiento y reconocimiento en las redes sociales.

¡Esta joven no solo sorprende a todos con su transformación milagrosa, sino que también inspira a sus seguidores! Su historia sirve de motivación para muchos de ellos.

Muchos de los seguidores de Melissa han expresado su admiración en los comentarios:

✨ Te amo. En toda tu crudeza, vulnerabilidades y fortalezas que compartes voluntariamente con nosotros, es muy inspirador ✨✨

Tengo que decir que viendo tus historias, recientemente, pensé lo delgada y pequeña que te ves, ¡así que esta publicación es sorprendente! ¡El número de escala es irrelevante!

Bueno, eres una nena y una inspiración para todos, ¡así que sigue así! ❤️ ⭐️

La historia de Melissa no es solo un viaje de pérdida de peso. A medida que perdió peso, se convirtió en una persona totalmente diferente, feliz y segura de sí misma que siempre quiso ser. ¡Sigue así, Melissa!