PSICOLOGÍA

Ella nació con una condición que le impidió crecer y andar. Pero se casó y hasta tuvo un hijo

Date September 28, 2018 21:15

La osteogénesis imperfecta es una afección relativamente rara en la que la persona afectada tiene un defecto genético que impide que el cuerpo produzca huesos fuertes. Según OrthoInfo , las personas con esta enfermedad generalmente tienen una gran cantidad de fracturas óseas y se les dificulta vivir como los demás, aunque no es imposible.  

Amanda encontró amor a pesar de la Osteogénesis Imperfecta. 

Amanda Fyfe nació con esta enfermedad que causó un detenimiento total en su crecimiento físico cuando tan solo tenía 8 años de edad y mide tan solo 70 cm de largo.  Pese a su condición, Amanda encontró el amor de Steven que la hace sentir tan grande como él.  

Según el diario The UK Mirror, cuando Amanda era más joven no creía que fuera capaz de tener una familia, ahora su sueño se ha hecho realidad. Incluso, está viviendo algo que jamás espero vivir. 

En su relato, Amanda contó que cuando nació los médicos pensaron que no viviría toda la noche, en ese momento, desde pequeña desafió todas las expectativas y aun lo sigue haciendo.  

Amanda ha estado en una silla de ruedas desde que tenía 5 años. El día de su boda, fue recorrida por el pasillo hasta llegar al altar a manos de su esposo. Para Amanda ese día fue el comenzó de una nueva vida que, junto a sus padres y seres queridos, recibió la bendición de Dios una vez más.  

 

Quizá te interese: El cantante del grupo "Gente de Zona", acalla los rumores y finalmente reconoce a su hija públicamente

En su relato, Amanda también confeso que al principio no le agradaba mucho Steven, pero una vez más la vida la sorprendió. Cuando se conocieron, Steven era muy sarcástico, hecho que irritaba un poco la paciencia de Amanda.  

Además, la diferencia de edad entre ambos parecía interponerse en el camino, con 6 anos de diferencia, ambos tenían gustos y temas muy pocos en común. Nada parecía ser duradero hasta que llego la magia del amor. 

Después de su matrimonio, Amanda fue bendecida una vez más.  

Amanda confeso que los médicos no le recomendaron intentar tener hijos porque el embarazo podría ser muy riesgoso, matarla a ella o al bebé. Cuando tomó la decisión de tener al bebé, le informaron la posibilidad de que el niño pudiera tener su condición. Sin embargo, la valiente madre aceptó los riesgos y estaba decidida a seguir adelante.   

Constantemente, durante el embarazo, tuvo que someterse a chequeos y, cuando llegó el momento, su hijo nació por cesárea un mes antes de término. Hoy, él se está desarrollando tan bien como cualquier otro niño. Para sorpresa de todos, Aidan no nació con su condición y le está ganando rápidamente en términos de altura. 

Sin embargo, no todo fue color de rosa, ya que ella dice que hubo un par de desafíos en el camino, pero no son nada en lo que ella no pueda trabajar. Por ejemplo, no pudo caminar con Aidan en brazos, amamantarlo o acostarlo. Todo lo que necesitó Aidan lo hacía Steven para proteger a su esposa de una fractura.  

Aunque Aidan no pudo tomar leche materna y ser cargado por su madre, hoy en día es un niño muy feliz. Afortunadamente, al pequeño no le ha faltado nada y, de hecho, tiene amor de sobra.  

Pese todas las dificultades, su familia es perfecta.

Fuente: Amanda Fyfe / Facebook

Quizá te interese: Esta madre italiana se propuso lograr que sus hijos leyeran libros, y tuvo la idea más brillante…