VIDA REAL

El secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectado

Date October 26, 2018 08:21

Para poder proteger a un niño de un secuestro, es importante saber algunas realidades y datos sobre esta problemática. Todo el mundo ha escuchado historias de hombres barbudos con abrigos oscuros que engañan a niños con juguetes y dulces, para subirlos a sus autos y abusar sexualmente de ellos o secuestrarlos por tiempo indeterminado. Pero, ¿realmente esto pasa en la vida real?

Pues estadísticamente, más de 700 mil niños se extravían cada año solo en los Estados Unidos, y de estos, en el 90% de los casos no se trata de secuestros sino de niños que se pierden y luego consiguen volver a casa. Aún si los números suenan graves, el 99% de ellos vuelve a casa sin daño alguno. Pero hablemos del resto de los casos: los secuestros.

El secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectadoEl secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectadoluckysky1911 / Shutterstock.com

¿Cuáles son las técnicas más utilizadas por los secuestradores?

Cada vez, los villanos son más creativos e implementan, a su favor, las tecnologías más modernas. En la actualidad, estos son los métodos más comunes con los cuales los secuestradores atraen a sus víctimas.

1. El engaño de la ayuda.

Para los seres humanos, el deseo de ayudar forma parte de nuestra naturaleza y para los niños aún más. Los secuestradores pueden engañar a los niños pidiéndoles ayuda para, por ejemplo, guiar a su perro o cargar algún objeto.

2. "Tus papás están en problemas".

Para un niño, saber que sus padres están en problemas o en peligro, es algo verdaderamente aterrorizante. Es por ello que los secuestradores pueden engañar al niño diciendo que sus padres sufrieron un accidente y que él lo llevará de inmediato a dónde están sus padres.

El secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectadoEl secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectadoHaywiremedia / Shutterstock.com

3. Utilizar regalos, dulces y animales como señuelo.

Aunque suene trillado, los secuestradores aún los utilizan. Por lo tanto, hay que educar a los niños a no aceptar regalos de extraños y a no jugar con sus mascotas, pues esto puede ser parte del engaño de un secuestrador.

4. Con las redes sociales.

Hay que tener cuidado con las conexiones que hagan los niños en las redes sociales, pues pueden agregar a su lista de "amigos" a completos extraños que no siempre tendrán las mejores intenciones. A través de estas plataformas, el secuestrador puede suplantar una identidad y obtener información clave que le permita secuestrar al niño.

Quizá te interese: Padres, quedan advertidos: Alertan sobre ingredientes tóxicos en las babas de juguete para niños

5. A través de los juegos de video.

Los juegos de video ya no son como antes, ahora los niños juegan en línea con personas de todo el mundo. Al igual que con las redes sociales, esta realidad convierte a los juegos en línea en un verdadero peligro para los niños si no se tiene la debida supervisión.

Otro engaño común es aquel en el que el secuestrador se hace pasar por una figura de autoridad, como un doctor o un policía.

El secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectadoEl secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectadoRawpixel.com / Shutterstock.com

¿En dónde ocurren la mayoría de los secuestros?

Aunque las estadísticas no lo tienen muy claro, pues realmente los secuestros pueden ocurrir en cualquier lugar, hay algunos sitios que deben ser resaltados como ligeramente más peligrosos que el resto:

  • En la calle.
  • En la casa si el niño se quedó solo.
  • En un carro cuando se dejó al niño sin supervisión de un adulto.
  • Tiendas.
  • Hospitales.
  • Iglesias.

De forma interesante, en el 80% de los secuestros no relacionados a problemas familiares, la víctima tuvo contacto con el secuestrador a menos de 400 metros de su casa. Los secuestradores suelen estudiar el comportamiento y los hábitos de los niños, siguiéndolos en todas sus actividades para así planificar el crimen.

¿Cuáles son los estados más peligrosos?

En los Estados Unidos, los siguientes estados son aquellos con la mayor cantidad de casos de secuestro sin resolver.

Estado

Casos sin resolver

1.

California

~650

2.

Florida

~400

3.

Texas

~370

4.

Virginia

~360

5.

Nueva York

~210

 

El secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectado

Por otra parte, los siguientes estados son los más seguros.

Estado

Casos sin resolver

1.

Rhode Island

1

2.

Dakota del Sur

2

3.

Virginia del Oeste

3

4.

Distrito de Columbia

5

5.

Dakota del Norte

6

Las diferencias son realmente importantes entre unos estados y otros, por lo que criar a un hijo en uno de los estados con números rojos es seguramente mucho más retador y la atención a prestar debe ser definitivamente mayor.

¿Cuál género está bajo mayor peligro?

Estadísticamente, las niñas están bajo mayor peligro, pues muchos secuestros están basados en intenciones sexuales y el 90% de los secuestradores es de género masculino.

El secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectadoEl secuestro infantil: los engaños más comunes y cómo prevenir que tu pequeño se vea afectadoBlanscape / Shutterstock.com

En general, las probabilidades de que un niño sea secuestrado son bajas, específicamente 1 en 300 mil, lógicamente dependiendo del estado y de otros factores de riesgo. Aún así, hay que tomar conciencia sobre el problema real que es el secuestro y entre todos, ayudar a disminuir estas estadísticas. La educación, la información y la cooperación entre padres son las mejores herramientas.

Quizá te interese: El secuestro de niños es una realidad, pero un nuevo dispositivo casi infalible puede evitarlo


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.