VIDA REAL

Padre alerta a todos en las redes: Hay que leer las etiquetas, pues su hija casi muere asfixiada en sus brazos

Date July 10, 2018 18:42

Hay casos de emergencias con los hijos, en la que la hospitalización y la ayuda médica son necesarias, pero hay otros casos en los que los únicos capaces de salvarlos son sus padres. Por ejemplo, un caso de asfixia solo permite dos minutos o menos para reaccionar. Justin Morrice, casi pierde a su pequeña hija Annabelle en sus propios brazos por asfixia y ahora, quiere alertar a cada padre que pueda: es vita leer las etiquetas de los productos que los niños comen.

El peor minuto de su vida

Este padre apenas había terminado de alimentar a Annabelle y la dejó con una lata de "quesitos" de Gerber, de la marca Nestle. Un pequeño postre no está mal, ¿no?. Sin embargo, notó que su hija empezó a asfixiarse de repente. Una verdadera pesadilla: Annabelle intentaba llorar o pedir ayuda y no podía, no salía ningún sonido, un pequeño snack de los que comía la estaba asfixiando.

Justin puso a su hija boca abajo y comenzó a palmearla en su espalda, pero nada salía. Cuando la volvió a voltear, sus labios se estaban poniendo azules, allí realmente entró en pánico y pensó que su pequeña iba a morir en sus brazos. El hombre, desesperado, solamente pensó en abrirle la boca a su pequeña y con su dedo empujó el snack.

Lo que escuché fue el sonido más dulce del mundo: Su llanto.

Quizá te interese: Test casero para elegir dieta y ejercicios según el tipo de cuerpo: "Modelo", "atlética" o "rellenita"

Por fortuna, las palmadas en la espalda lograron que el snack se soltara y luego, con el dedo, el hombre logró que se lo pudiera tragar. Justin recuerda ese instante como el más atemorizante de su vida. Pero había algo en la etiqueta del producto que el padre no había notado: Que era mejor utilizar el producto máximo 5 días después de abrirlo y no más. Esto es debido a que los "quesitos" se ponen pegajosos y no son fáciles de ser masticados y tragados por los niños pequeños. ¡Hay que leer!

Use dentro de los primeros 5 días luego de abrir, para consumirlos frescos.

¿Qué hacer en caso de asfixia?

  1. Palmadas: Se voltea al niño, se pone boca abajo y con la palma se palmea en la espalda, al menos 5 veces.
  2. Se abraza al niño por la cintura y se pone el puño justo debajo de las costillas. Con algo de fuerza, se empuja hacia adelante y hacia arriba.
  3. Técnicas de resucitación: Si nada de esto funciona, se debe utilizar resucitación cardiopulmonar.

Hay que tener mucho cuidado a la hora de dar de comer a los niños. Es importante leer las etiquetas y saber qué producto están comiendo los más pequeños de la casa.

Fuente: Global News, Babble

Quizá te interese: Estos son los 5 mejores alimentos para el cerebro de los niños


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.