ENTRETENIMIENTO

Un desafío al paso del tiempo: Ella tiene 51 años, pero aún luce como su hija de 18

Date August 1, 2019 17:33

Aunque el envejecimiento es una parte natural e inevitable de la vida, algunas razas se caracterizan por desafiar el tiempo y mantener la juventud a través de los años. Los chinos, por ejemplo, suelen parecer mucho más jóvenes de lo que realmente son.

De acuerdo con el Global Times, el pueblo chino asegura que el secreto de su juventud radica en su buena alimentación. Según explicaron, esta comunidad oriental consume más verduras que la mayoría de los occidentales e intentan mantenerse jóvenes de corazón.

Por lo tanto, no es sorprendente conocer a esta estrella de Hong Kong que saltó a la fama en 1987 y que, a sus 51 años luce tan joven y hermosa como su hija, quien solo tiene 18.

Chingmy Yau Suk-ching se hizo popular después de participar en el concurso de belleza Miss Hong Kong. Después de eso, decidió incursionar en la actuación y tuvo la oportunidad de protagonizar varias producciones junto a los grandes de la industria.

Y aunque decidió retirarse hace 20 años, aún ocupa un lugar importante en los medios de comunicación que la reconocen como la “Diosa del sexo de Hong Kong”. Pero lo realmente sorprendente, es que no parece haber envejecido ni un poco.

En una foto recientemente compartida en Instagram, Chingmy aparece junto a su hija Sham Yuet y es realmente difícil distinguirlas, ya que simplemente parecen hermanas idénticas. La sorprendente imagen ha recibido más de 150 millones de clics en Weibo, una red social que es el equivalente chino de Twitter.

Pero, ¿cuál es su secreto?

A pesar de que en gran medida la belleza de Chingmy se debe a su ascendencia, ella asegura que no todo es gratuito ya que se ocupa de cuidar su dieta, hace al menos una hora de yoga al día y con frecuencia se realiza una exfoliación de azúcar y aceite de oliva.

Y aunque estamos seguros de que estos cuidados son realmente útiles, parecen pequeños para lograr mantener durante tanto tiempo la juventud y la belleza de una persona, ¿no lo crees?