CELEBRIDADES

Fanáticos de la realeza notaron un error garrafal en las fotos oficiales del bautizo de Archie

Date July 10, 2019 04:58

El bautizo de Archie ha estado en todas las noticias a pesar del velo de secreto que lo rodea. Las dos fotografías oficiales que Meghan y Harry compartieron después del día especial causaron un gran revuelo en redes sociales por muchas razones.

Primero, los duques de Sussex han sido acusados de mentir sobre la edad de su hijo, ya que los fanáticos están seguros de que el bebé en las fotos parece demasiado viejo para tener 2 meses.

Pero luego, los observadores más atentos notaron un error masivo que el Palacio de Buckingham cometió al publicar las instantáneas oficiales en Instagram.

Gran error.

La familia real compartió un nuevo retrato oficial de los duques de Sussex con su hijo y otros miembros de la realeza invitados al bautizo.

En la prisa por compartir rápidamente una imagen en todas las cuentas de las redes sociales de la realeza, parece que el personal del Palacio de Buckingham cometió un gran error a la hora de nombrar personas.

La instantánea presentó a las hermanas de la princesa Diana, Lady Jane Fellowes y Lady Sarah McCorquodale. Las damas fueron confundidas y mucha gente lo notó.

La experta en realeza, Victoria Arbiter fue la primera que reportó el error. Ella escribió:

¡Eek, tanto Clarence House como el Palacio de Buckingham nombraron a las hermanas de Diana al revés! Lady Jane está de pie junto a Doria y Lady Sarah está junto a William.

Desde entonces, la publicación original fue corregida, pero el error ya estaba por todas partes en las redes sociales.

Faltaban personas en la foto familiar.

A pesar de que Kate y William asistieron al bautizo de Archie, los fanáticos esperaban ver a sus niños adorables también, pero, lamentablemente, no estaban por ningún lado.

Fanáticos de la realeza notaron un error garrafal en las fotos oficiales del bautizo de ArchieGetty Images / Ideal Image

Parece que los hijos de los duques de Cambridge se quedaron en casa debido a la naturaleza extremadamente privada de la reunión. ¡Qué lástima!