Serena Williams nunca pensó en casarse con un chico blanco. Entonces, Alexis Ohanian entró en su vida

Alexis Ohanian es conocido por sus dulces gestos de amor hacia Serena Williams. Naturalmente, eso los ha convertido en una de las parejas más queridas entre las celebridades, ya que todo el mundo admira su vínculo de amor.

Uno de los gestos más recordados fue la forma en la que Ohanian le manifestó su amor y apoyo a su esposa, justo antes de que regresara a las canchas de tenis: uno de los regalos más exclusivos que cualquier mujer podría soñar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Serena Williams (@serenawilliams) on

Ohanian diseñó 4 vallas publicitarias que decían "G.M.O.A.T", una abreviación que significa "La mejor mamá de todos los tiempos" y las instaló en una autopista de California, en Estados Unidos, para que todos pudieran verlas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Serena Williams (@serenawilliams) on

Dos de las vallas publicitarias muestran las fotos del bebé de la pareja, Alexis Olympia, mientras que las otras dos muestran a Serena acunando a su hija en sus brazos.

Un romance inesperado.

Alexis nunca había visto un solo partido de tenis en su vida y ni siquiera sabía que Serena era tan famosa antes de conocerla. Por su parte, ella tampoco conocía a la élite tecnológica hasta que se conocieron en Roma, Italia, en mayo de 2015. Un día estaban desayunando en la piscina cuando el destino intervino.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Alexis Ohanian Sr. (@alexisohanian) on

Quizá te interese: Serena Williams perdió en la final de Wimbledon, pero en su vida personal tuvo una gran victoria

Se enamoraron rápidamente pero mantuvieron su relación en secreto, hasta el 2016, cuando Alexis se puso de rodillas para pedirle a Serena que se convirtiera en su compañera para toda la vida. Y así el "prometido" compartió un anuncio de Reddit en Facebook, simplemente diciendo:

Ella dijo que sí.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Serena Williams Ohanian (@serenawilliamsohanian) on

Alrededor de un año después, antes de jugar el Abierto de Australia que planeaba ganar, llegaron las maravillosas noticias. Serena estaba en medio de una sesión de peinado y maquillaje para un evento patrocinado por la compañía de lencería, Berlei, cuando decidió hacerse una prueba de embarazo que efectivamente resultó positiva.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Serena Williams (@serenawilliams) on

El siguiente paso en su historia de amor fue la boda que se celebró en noviembre de 2017. Muchas personas pudieron presenciar su viaje lleno de risas, diversión y un amor infinito.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Alexis Ohanian Sr. (@alexisohanian) on

Superar las diferencias.

Serena nunca imaginó casarse con un hombre blanco. Alexis estaba lejos de lo que esperaba como su compañero de vida, pero resultó que encajaba perfectamente en su vida. La tenista reveló algunos de los principales desafíos de la relación en una entrevista para The New York Times, diciendo:

Yo soy una atleta y él es un hombre de negocios. Soy afrodescendiente. Él es blanco. Somos totalmente opuestos. Creo que nos completamos el uno al otro. Creo que entendemos el trabajo duro de diferentes maneras.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Alexis Ohanian Sr. (@alexisohanian) on

Serena es una tenista líder que extiende sus talentos a los negocios, la moda y la filantropía, mientras que Alexis es un emprendedor nerd. Sin embargo, estas diferencias no los han alejado, por el contrario, les han ayudado a convertirse en la pareja ideal.

Fuente: Business Insider, New York Times

Quizá te interese: Serena Williams pierde el ranking número uno por haberse ausentado del tenis para ser mamá