RESRVE

Un cepillo sucio podría ser la causa de muchos problemas. Aprende a limpiarlo para un cabello sano

Date April 4, 2018 01:27

Los cepillos y peines acumulan muchos restos cuando no se limpian frecuentemente, entre los más populares que se acumulan en las cerdas del cepillo están las propias secreciones del cuerpo como la caspa y las células muertas, además de los indeseables ácaros.

via GIPHY

Todo esto genera un ambiente perfecto para la reproducción de gérmenes y bacterias que, en consecuencia, aumenta el riesgo de padecer una infección en el cuero cabelludo e, incluso, en las zonas aledañas.

Dmitry A / Shutterstock.com

Generalmente, las mujeres y, en un menor porcentaje,  los hombres, temen que su preciado cabello pueda debilitarse y padecer de hongos en la cabeza, caspa y otras condiciones que resultan ser toda una pesadilla.

¿Cómo conservar tu cepillo favorito?

En primer lugar, se debe quitar todo el exceso de cabello en las cerdas del cepillo. Lo puedes hacer con ayuda de un peine o simplemente halando los cabellos con tus manos.

Volodymyr Tverdokhlib / Shutterstock.com

Quizá te interese: Adiós a los químicos: Con sólo 4 alimentos es posible obtener un aclarado natural del cabello

Es recomendable remover el exceso de cabello al menos una vez a la semana, con lo que evaluarás también la condición de las cerdas de tu cepillo, pues hay materiales que resisten menos que otros.

En caso de que nunca hayas lavado tu cepillo o tu rutina diaria implique el uso de muchos productos cosméticos en el cabello, hay que limpiar con más frecuencia el instrumento con el que desenredas tu preciada melena.

Siyanight / Shutterstock.com

Para mayor cuidado de  tu cepillo y peine, puedes seguir estos 3 fabulosos consejos:

  1. Si son cepillos de plástico es recomendable que se laven al menos una vez al mes. El jabón debe ser líquido para que llegue a todos los lugares del cepillo y se debe usar agua caliente para eliminar los aceites que puedan quedar entre las cerdas. Luego, debes dejar secar al aire libre.
  2. En cambio, si tienes prisa, un paño suave o una servilleta puede ser tu solución. Si el cepillo es de plástico, tienes la ventaja de usar alcohol o vinagre de sidra de manzana. Para ello, solo debes llenar una taza y dejar el cepillo en remojo entre 10-20 minutos. Luego, enjuagálo con agua y verás toda la suciedad que desaparecerá. Aunque esta técnica se aplica más para peines.
  3.  Si es de madera, debes tener cuidado con la humedad para no dañar la superficie de madera. En este caso, límpialo cada dos meses con ayuda de un cepillo de dientes viejo.

Photo_Grapher / Shutterstock.com

¿Por qué mantener la limpieza en peines y cepillos?

Un cepillo limpio previene olores y cumple la función de estimular el crecimiento del cabello, mientras que un cepillo sucio puede entorpecer la preservación y fortalecimiento de tu cabello, pues causa todo el efecto contrario.

Roman Samborskyi / Shutterstock.com

Además de prevenir infecciones por alguna herida que pueda haber en el cuero cabelludo, un peine o cepillo limpio es un buen reflejo de tu propia higiene y del cuidado de tu apariencia personal.

QUIZÁ TE INTERESE:

La glicerina y el cabello: una combinación ideal para combatir la sequedad y las puntas quebradizas

Para que el cabello crezca más sano, hay que cortarlo, y la frecuencia dependerá de tu melena


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.