Unas mujeres eran fanáticas de usar camas de bronceado hasta que casi mueren por el daño en su piel

Inspiración

March 20, 2018 10:47 By Fabiosa

La piel bronceada no siempre se consideró algo hermoso. De hecho, en la Edad Media y el Renacimiento, la piel pálida era un símbolo de belleza, pues significaba un rango de nobleza en la sociedad y todo se debía a que una persona noble no trabajaría bajo el sol, por lo que no podría broncearse y, por ende, su piel sería siempre blanca.

Daño en la piel.

Hoy en día las cosas han cambiado bastante, vemos a muchas mujeres acostadas en la playa bajo el sol para obtener el bronceado perfecto que siempre han soñado. Sin embargo, hacer esto acarrea unas consecuencias terribles, pues el riesgo de contraer melanoma es bastante alto si estás constantemente expuesto a la radiación UV.

via GIPHY

Sin embargo, hay algo mucho más aterrador: camas y cabinas de bronceado. Cada vez que una persona desea usarla, siempre recibe una advertencia sobre su salud y actualmente se debe tener una edad mínima de 18 años para emplearlas. La organización "Skincancer" señaló que las personas que usan por primera vez una cama de bronceado antes de los 35 años aumentan el riesgo de desarrollar un melanoma en un 75%.

via GIPHY

Quizá te interese: El melanoma, el cáncer de piel más peligroso y de más rápida propagación

Víctimas de las cámaras de bronceado.

Tawny Dzierzek tenía solo 27 años cuando tuvo un evento horrible. Las camas de bronceado destruyeron su belleza natural y dejaron cicatrices horribles en su rostro y, lo que fue peor, perseguir ese bronceado tan anhelado le produjo cáncer a su piel.

Actualmente, se dedica a advertirle a las personas que usen protector solar y que cuando vayan a tomar sol lo hagan de forma simple, pues quiere evitar que los demás cometan el mismo error que le causó tanto daño.

Otra víctima.

Mallory Lubbock compartió una foto del área de su cuerpo en la que padeció cáncer y decidió contar su historia para advertirle a la gente lo que ella hizo y evitar que ellos cometieran el mismo error. Mallory contó que cuando tenía 16 años fue a tomar sol todos los días durante 2 años seguidos y ahora lamenta mucho las consecuencias. Sus palabras fueron:

Trataré de hacer todo lo posible para asegurarme de que mi hija nunca use una cama de bronceado mientras esté bajo mi crianza y espero que sea suficiente verme pasar por esto para que entienda lo importante de cuidar su piel.

Reacción del público.

Muchas personas están de acuerdo con Mallory y apoyan su posición con respecto a las camas de bronceado y comparten historias similares sobre el tema.

Algunos de los usuarios comentaron lo siguiente:

Las camas de bronceado son peores que ir a tomar el propio sol con protector solar.

Gracias por intentar advertirle a los demás. También tuve melanoma y usé camas de bronceado durante mis años de juventud. No puedo creer que aún son legales.

Me bronceé de dos a tres veces durante la semana en las camas de bronceado. Más nunca iría. Gracias por compartir tu historia.

Aún cuesta entender por qué las mujeres jóvenes siguen usando las camas de bronceado a pesar de tener conocimiento sobre los riesgos para la piel y daños a la salud. ¿Se trata de un costo trágico de la belleza? Tal vez es momento de que las camas de bronceado se conviertan en una cosa del pasado.

Seguiremos pidiendo por la salud y bienestar de estas mujeres y esperamos que sirva de testimonio para que los demás no cometan el mismo error.

Fuente: ScienceDaily, Shared

QUIZÁ TE INTERESE:

Existen 8 trucos que te permitirán prolongar tu bronceado y proteger tu piel al mismo tiempo

10 lugares del cuerpo en los que puede ocultarse el cáncer de piel


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.