Con estos 5 tips, es posible mantenerse libre de gripe y resfriado durante todo el año

Inspiración

March 16, 2018 11:49 By Fabiosa

¿Tienes amigos o familiares que anden por la vida sintiéndose perfectamente mientras todos los demás están pasando por una fuerte gripe? Podríamos pensar que esas personas solo tienen suerte, pero ellos seguramente realizan ciertos hábitos que los mantienen sanos durante la temporada de resfriados y todo el año.

A continuación, te dejamos 5 hábitos que puedes adoptar para construir un sistema inmune más fuerte y mejorar tu salud:

Comer frutas y vegetales frescos.

Las personas que comen una buena cantidad de vegetales a diario y optan por el consumo de frutas frescas y cerezas en lugar de pasteles y galletas de postre, tienen un sistema inmune más fuerte que aquellos que añaden grandes cantidades de azúcares, sal y grasas saturadas en su alimentación. Presta especial atención a los alimentos altos en vitamina C, tales como cítricos, moras, kiwi, brócoli y pimiento morrón.

Quizá te interese: Culebrilla: Qué es, por qué ocurre, síntomas, incidencia, transmisión, prevención y tratamiento

Dormir bien en las noches y tomar siestas durante el día.

Es importante dormir al menos 8 horas ininterrumpidas durante la noche para mantenerse sano. Dormir menos de 6 horas aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes y demencia. La falta de sueño también debilita el sistema inmune, dejándote más vulnerable a los resfriados u otras infecciones.

Además, las siestas a media tarde pueden ayudarte con un extra de energía.

Lavar tus manos seguido.

Lavarse las manos varias veces al día es de mucha ayuda. Es importante hacerlo con jabón y agua tibia para reducir el riesgo de esparcimiento de gérmenes. Recordemos que las manos albergan muchas bacterias y que con ellas nos tocamos constantemente la boca y la cara.

Es importante lavarse las manos principalmente luego de estar en un transporte público, antes de comer, al cocinar o después de ir al baño. Ya que no siempre hay posibilidad de lavarse las manos, carga en tu bolso un antibacterial o toallitas húmedas.

Ejercitarse.

No se sabe con precisión por qué, pero las personas que hacen ejercicio regularmente tienen un mejor funcionamiento de su sistema inmune que quienes son sedentarios. Caminar 15 minutos diarios es suficiente y no te quita mucho tiempo de tu día.

Pasar tiempo con amigos y familia.

Quizá te preguntes: ¿Qué tiene que ver esto con mi sistema inmune? La conexión es clara, comunicarse con la gente que amas y con quienes consideras personas interesantes, puede elevar tus niveles de dopamina, la cual comunmente es llamada la hormona de la felicidad. Esto sin duda fortalece el sistema inmune y protege al cerebro de el envejecimiento prematuro.

Ahora que ya conoces estos hábitos, ¿qué esperas para ponerlos en práctica?

Fuente: WebMD, Reader’s Digest, Prevention

Quizá te interese: 5 alimentos saludables que pueden ser tóxicos si son consumidos en grandes cantidades


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.