ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Era una adicta a la comida y, cuando el sobrepeso amenazó su vida, decidió hacer algo al respecto

Date February 13, 2018 10:59

A la edad de 24 años, Amber Rachdi padecía de sobrepeso, pues era de esas personas que tenía una relación tóxica con la comida, tanto que llegó a pesar 302 kilos. De hecho, su sobrepeso llegó a ser tan grave que no podía caminar sin ayuda, eso sin mencionar que no podía hacer ninguna actividad física.

Amber vivía con sus amigos y su novio Rudy y tenía tanta dificultad para moverse que ni siquiera salía de su casa y cuando tenía que hacerlo usaba una moto tipo scooter para transportarse.

Rudy nunca protestó por el sobrepeso de su novia, pero hubo un punto en el que empezó a afectar su relación, específicamente la vida íntima de ambos.

En pocas palabras, se puede decir que el sobrepeso de Amber afectó todo en su entorno.  Además de impedirle cientos de actividades, Amber sufría de constantes infecciones entre los pliegues de grandes cantidades de piel. Fue en ese momento cuando ella decidió formar parte de un programa televisivo llamado "My 600 Lb life”. En ese entonces Amber consumía alrededor de 4-5 porciones de comida, más los postres y los snacks: ella tenía una adicción por alimentarse.

Finalmente, Amber decidió someterse a un procedimiento quirúrgico para ponerse una banda gástrica. Cuando ella decidió viajar para ver a un especialista, tenía tanto sobrepeso que tuvo que ocupar dos asientos completos de avión, pues ni de broma entraba en uno sólo.

Durante la primera cita médica, el doctor le indicó que si quería ser su paciente tenía que perder 10 kilos por mérito propio, así que Amber aceptó el desafío.

Toda su familia voló desde Oregon a Houston, en Estados Unidos, para apoyarla. Amber comenzó a cambiar las porciones de comida que consumía y empezó a perder peso. Para su segunda consulta médica, Amber había perdido casi 8 kilos en lugar de 10, pero aún así el doctor aceptó ayudarla.

7 meses después de realizarse el procedimiento quirúrgico de inserción de la banda gástrica, Amber perdió casi 42 kilos y empezó a llevar una vida en la que practicaba deportes y comía de forma saludable.

Un año después del procedimiento, Amber volvió a control médico y nadie podía creer que ella había perdido 85 kilos.

Quizá te interese: Mamá fitness ganó 21 kg durante su embarazo. Después de dar a luz, perdió 13 kilos en 23 días

Cuando Amber llegó a un peso de 114 kilos, el doctor aceptó realizar un procedimiento para remover el exceso de piel que tenía debido a la cantidad de peso que había perdido.

Fue un camino largo y lleno de obstáculos para que Amber se convirtiera en la hermosa y saludable mujer que es hoy en día.

En las fotos se puede apreciar la gran diferencia entre cómo era antes y cómo es ahora.

Amber no tiene planes de renunciar a su proceso de cambio y sus familiares y amigos han sido un apoyo fundamental en todo momento para ella.

Resulta maravilloso ver como las personas que están a tu lado te quieren y te apoyan y te dan aliento en los tiempos de dificultad.

Esta es una historia que inspira y le da ánimos a cualquiera a seguir adelante.

Fuente: Hefty

QUIZÁ TE INTERESE:

Ella cambió su vida a favor de su salud y logró perder 40 kilos y convertirse en entrenadora fitness


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.