PSICOLOGÍA

Síntomas de senos fibroquísticos y 6 consejos para mejorar esta condición

Date December 20, 2017 04:47

Para la mayoría de las mujeres, tener senos fibroquísticos puede sonar bastante atemorizante. Pero en realidad, no hay un verdadero motivo para estarlo, pues estos pequeños quistes son de naturaleza benigna (no cancerosa) y cerca de la mitad de las mujeres los llega a tener en algún momento de sus vidas.

Cuando se trata de conectar esta condición con el cáncer de mama, no hay en verdad ninguna razón para pensar que el riesgo pueda elevarse. Sin embargo, los senos fibroquísticos pueden hacer más difícil la detección de un eventual cáncer en la zona.

¿Qué son los senos fibroquísticos?

Primero, examinemos el nombre de esta condición. El término fibrosis significa que hay un sobrecrecimiento del tejido fibroso, que se siente firme al tacto; y el término quiste se refiere a pequeños sacos de fluido que se sienten suaves al tacto.

La condición fibroquística puede llegar a afectar ambos senos y cualquier mujer puede llegar a desarrollar esta condición, es común que se desarrolle en los comienzos de la edad reproductiva.

Las causas de esta condición no son totalmente conocidas por los doctores y científicos, aunque hay varias teorías relacionadas a las fluctuaciones de los niveles de estrógenos, por ello es que los senos fibroquísticos suelen mostrar síntomas en las cercanías del periodo.

¿Cuáles son estos síntomas?

- Hinchazón de las mamas;

- sensación de tener los senos más suaves;

- dolor;

- cambios en la textura de los senos.

Sin embargo, hay ciertos síntomas que son mucho más preocupantes y que al llegar a ocurrir, se debe visitar a un médico de forma inmediata:

- Un nuevo saco o área endurecida;

- dolor persistente;

- síntomas que duran más allá del periodo;

- sangrado o descarga de fluido por los pezones.

¿Qué se puede hacer para tratar esta condición?

Si se presentan senos fibroquísticos, se debe intentar lo siguiente:

- Tomar analgésicos (que debe recetar un médico);

- usar sostenes cómodos, especialmente aquellos deportivos;

- limitar el consumo de cafeína y grasas;

- utilizar compresas frías o calientes para aliviar el dolor;

- preguntar al doctor sobre el uso de anticonceptivos suaves o terapias hormonales.

No hay razón para preocuparse si hay presencia de esta condición. Pero los exámenes médicos regulares son la mejor práctica para asegurarse de estar siempre en la mejor condición en lo relacionado a los senos. ¡Las mujeres deben cuidarse!

Fuente: Mayo Clinic, WebMD, MedicineNet, HealthLine, American Cancer Society


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.</p