ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Hay 3 razones principales por las que un gato no puede resistirse ante la tentación de jugar con una caja

Fecha 13 de diciembre de 2017

Tener un gato es una experiencia única. A diferencia de otras mascotas, los gatos son impredecibles en su comportamiento. Siempre actúan de manera misteriosa y su mirada parece que escondiera algún secreto que no piensan revelar. Sin embargo, todo aquel que haya tenido un gato sabe muy bien que una de las pocas cosas a las que se pueden resistir es a una caja. ¡Sí, una simple caja! Resulta que hay una lógica detrás de su comportamiento aparentemente impulsivo.

Aquí hay tres razones por las que a los gatos le encantan las cajas:

1. Sirve como escondite

Los gatos adoran esconderse en espacios pequeños y cerrados porque los hace sentir seguros. Por lo tanto, al darles una caja vacía, los estás ayudando a sentirse más cómodos y menos estresados.

Un estudio realizado por investigadores holandeses confirmó que los gatos que duermen en cajas lo hacen con niveles de estrés más bajos. Si tienes un nuevo gato y aun no se acostumbra a su nuevo entorno, darle una caja como refugio lo hará sentirse más seguro y se adaptará más rápidamente.

2. Una emboscada

Además, las cajas también parecen ser un gran lugar para preparar emboscadas. Esto se hace más obvio cuando hay más de un gato en la habitación. Los gatos tienen su instinto depredador bastante marcado. Al tener una caja, la usan para esconderse y esperar a que su víctima se acerque. Luego, saltan y "atrapan a su presa".

3. Un juguete útil

Sorprendentemente, incluso los grandes felinos, como leones y tigres, adoran jugar con las cajas. El único problema es que para entretener a estas fascinantes criaturas, los trabajadores del zoológico deben buscar cajas muy grandes, como podrás verlo en el siguiente video: