Para que ella tuviera la boda perfecta, la policía se aseguró de que su baile padre-hija fuera inolvidable

Noticias

November 29, 2017 20:33 By Fabiosa

Una de las cosas más difíciles de perder a un padre es darse cuenta de que no serán testigos de todos tus acontecimientos futuros. Esta novia sintió exactamente ésto el día de su boda, pero, afortunadamente, hubo personas que la apoyaron.

A los 19 años de edad, Mikayla Wroten perdió a su padre en el 2007. Murió mientras perseguía a un sospechoso, pues era policía.

A pesar de que habían pasado más de diez años, Wroten se aseguró de recordar a su padre el día de su boda. De hecho, llevaba un ramo con una foto de su padre y las palabras, "Camina conmigo hoy papá."

Otra cosa que hizo para asegurarse de que su padre estuviera allí en su gran día fue colocar su retrato y sus botas donde él "hubiera estado sentado", explicó en una entrevista reciente.

Por supuesto, a pesar de todo ésto, sería difícil para la novia simplemente dejar pasar el hecho de que su padre no estaba presente. Luego, cuando llegó el momento del baile padre-hija, recibió una gran sorpresa.

Quizá te interese: En su boda, reservó un lugar simbólico para su hijo fallecido 2 años atrás, pero la silla no quedó vacía

Uno por uno, los ex colegas de la policía de su padre, todos vestidos con sus uniformes, salieron a bailar con ella.

Wroten comentó que estaba muy emocionada tan pronto como vio al primer policía. Todos habían asistido a la boda vestidos con atuendos civiles; sin embargo, se escabulleron para cambiarse a sus uniformes por el dulce gesto.

El último en salir fue el sheriff que resultó ser el mejor amigo de su padre. "Estaba muy emocionado cuando bailó conmigo", dijo.

El momento significó mucho para Wroten, quien se aseguró de decirles a todos que los amaba y que realmente los valoró por tomarse el tiempo para recordarle que su padre siempre está cerca.

Ésta no es la primera vez que los miembros de la fuerza policial han demostrado que no se olvidan de la familia de un oficial caído. Hace un par de meses, una dulce historia de oficiales de policía interviniendo para hacer un baile de graduación especial para chicas llegó a los titulares.

Sierra Bradway perdió a su padre, un policía, hace unos años. Sin embargo, el día de su fiesta de graduación, ella fue a visitar su tumba, por lo que podría compartir esta ocasión trascendental con su difunto padre. De lo que no se dio cuenta fue de que los viejos colegas de su padre habían planeado sorprenderla. Un grupo de ellos estaba allí para presentar sus respetos y tomarse fotos con ella.

Aunque nadie puede reemplazar a un padre, siempre hay tranquilidad en saber que cada vez que los extrañes o los necesites, habrá alguien (o un montón de personas como en el caso de estas dos mujeres) para darte una razón para sonreír.

QUIZÁ TE INTERESE: 

Encontraron la manera de que su hijo recientemente fallecido estuviera presente en el día de su boda

Su hija les organizó una sesión especial de fotos nupciales, ¡pero 38 años después de su boda!