El melanoma, el cáncer de piel más peligroso y de más rápida propagación

Estilo de vida y salud

November 29, 2017 21:00 By Fabiosa

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que comienza en los melanocitos, las células que producen melanina que es el pigmento que le da color a la piel. El melanoma por lo general comienza en la piel, pero también puede aparecer en los ojos o en otros órganos.

Esta enfermedad es menos común que otros tipos de cáncer de piel (ocupa solo el 2% de los casos), pero se trata del tipo de cáncer de piel más peligroso y de más rápida propagación.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, aproximadamente 2,2% de las personas desarrollarán un melanoma en la piel en algún momento de sus vidas. Cabe destacar que las personas caucásicas tienen 20 veces más probabilidades de desarrollar este tipo de cáncer que las personas afroamericanas.

Sin embargo, como la mayoría de los tipos de cáncer, el melanoma se puede curar con éxito si es diagnosticado a tiempo.

¿Cómo reconocer el melanoma?

El melanoma puede aparecer en cualquier área del cuerpo, pero las áreas que tienen más probabilidades de verse afectadas son aquellas que están expuestas al sol, como la cara, la espalda y las extremidades. Las áreas menos comunes son las plantas de los pies, las palmas de las manos y debajo de las uñas, aunque es ahí donde las personas de tez oscura tienen más probabilidades de desarrollar la afección. Este tipo de cáncer también puede aparecer en los ojos y las mucosas, como por ejemplo en la nariz, la boca, el tracto urinario y el tracto digestivo.

READ ALSO: Pon atención a estos cambios en tus lunares ya que podrían ser indicios de cáncer en la piel

Un centro de salud especializado en este tipo de cáncer ofreció una técnica muy útil llamada ABCDE para aprender a diferenciar los lunares que pueden convertirse en melanomas:

  • A es para las formas asimétricas: Los lunares con forma irregular pueden ser un signo de melanoma;
  • B es para los bordes irregulares: Los bordes de los melanomas suelen ser desiguales;
  • C es para los cambios de color: Los melanomas pueden tener diferentes colores o sombras, generalmente son marrones o negros, algunas veces rosados, color bronce o incluso blancos;
  • D es para el diámetro: Si ves que tu lunar crece a un tamaño de 1/4 de pulgada (aproximadamente 6 milímetros) puede que más adelante se convierta en un melanoma;
  • E es para la evolución: Con el tiempo, los melanomas pueden cambiar de tamaño, forma y color y, en algunos casos, pueden provocar comezón e incluso sangrar.

Recuerda consultar con tu médico si notas algún cambio inusual en su piel.

¿Cuáles son los factores de riesgo de desarrollar melanoma?

Existen algunos factores que pueden aumentar el riesgo de padecer melanoma, entre ellos podemos incluir:

- piel blanca;

- antecedentes de quemaduras solares severas;

- exposición excesiva a la luz solar (sea mediante el sol o las cámaras de bronceado);

- vivir cerca del Ecuador o en altitudes más altas;

- tener muchos lunares o que crezcan de forma inusual;

- antecedentes familiares de melanoma;

- sistema inmune comprometido.

¿Cómo se puede reducir el riesgo de padecer melanoma?

No existe una forma segura de evitar la aparición de melanomas, pero sí hay algunas medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de que se produzcan:

- trata de mantenerte en la sombra cuando el sol esté en sus horas más fuertes (desde las 10 am hasta las 04 pm);

- si debes exponerte a la luz solar, usa ropa protectora, sombrero con ala ancha y lentes de sol;

- antes de salir de casa, usa protector con factor de protección solar de 30 o más;

- evita usar cámaras o lámparas de bronceado;

- examina tu piel con frecuencia y, si notas algún cambio, consúltalo con tu doctor.

Recuerda que los profesionales de la salud son quienes conocen mejor los síntomas, cómo prevenir y curar las patologías, así que si notas algún lunar inusual o cambios en tu piel, pide lo más pronto posible una cita con tu dermatólogo.

Source: Mayo Clinic, WebMD, American Cancer Society

READ ALSO: Manchas, rayas y colores cambiantes en las uñas son señales de que el organismo presenta problemas de salud


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.