FAMILIA Y NIÑOS

La cúrcuma: una planta que, aunque brinda muchos beneficios a la salud, también provoca efectos secundarios

Date November 25, 2017 02:59

La cúrcuma o azafrán indio, como es conocido en algunos países, es una planta aromática que crece en algunos lugares del continente asiático y en América Central. Generalmente en el mercado lo podemos comprar de dos formas: su raíz natural o en polvo. Ambas tienen un color amarillo muy brillante que a todos llama la atención. De hecho, esa es una de las causas fundamentales por las que su uso se ha extendido fuera de los lugares donde originalmente se podía cultivar.

La curcumina, que es uno de los componentes fundamentales de esta planta, tiene muchas propiedades biológicas que benefician a las personas que las consumen. Algunas investigaciones médicas han probado que tiene un alto valor en la prevención del dolor y las inflamaciones. Además, se están comprobando sus propiedades para usarla como analgésico y sustancia curativa. La medicina Ayurveda sugiere que tiene muchos más beneficios para la salud.

A continuación, mostramos 4 propiedades de la cúrcuma que se pueden convertir en beneficios para la salud.

1. Tiene efecto antinflamatorio.

Las investigaciones médicas han planteado que la inflamación de bajo nivel tiene un papel importante en el desarrollo de algunas enfermedades crónicas, como las cardíacas, el cáncer y el síndrome metabólico. Por ello, es importante prevenir las inflamaciones crónicas. La curcumina puede actuar como un poderoso agente antinflamatorio. Algunos estudios han demostrado que este componente puede bloquear el complejo proteico NF-kB, el cual está asociado con los procesos inflamatorios del cuerpo.

2. Tiene propiedades antioxidantes.

Los procesos de oxidación pueden producir radicales libres. Los antioxidantes son moléculas capaces de retardar o prevenir el proceso de oxidación. Ciertos estudios han planteado que la curcumina también es un antioxidante y por ello se cree que puede proteger al organismo de los radicales libres.

QUIZÁ TE INTERESE: No gastes más dinero en cremas: elimina las huellas del envejecimiento con 6 trucos de la cúrcuma

3. Incrementa los niveles del factor neurotrófico derivado del cerebro, BDNF.

El BDNF es una proteína que actúa como factor de crecimiento de las neurotrofinas que se encuentran en el cerebro y el tejido periférico. Algunos especialistas han relacionado los niveles bajos de esta hormona con condiciones de la salud como el Alzheimer y la depresión. Los estudios de las propiedades de la curcumina plantean que esta puede incrementar los niveles de BDNF.

4. Podría mejorar la función hepática.

Investigaciones recientes han concluido que las capacidades antioxidantes de la cúrcuma pueden, incluso, proteger al hígado de ser dañado. Aunque se necesitan más análisis al respecto —sobre los efectos y contraindicaciones de su uso— se cree que esta planta podría ser empleada en pacientes con la enfermedad hepática.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta algunos aspectos para su consumo. Así evitaremos sus efectos secundarios:

1. La cúrcuma puede causar problemas digestivos.

La cúrcuma activa al estómago para que produzca más ácido gástrico. Por ello el consumo excesivo de esta planta puede ser un problema y causar irritación en el aparato digestivo. Algunos experimentos mostraron que los pacientes que la consumían en grandes cantidades tuvieron afectaciones en su digestión y por ello suspendieron su ingestión. La cuestión no es dejar de ingerirla, sino hacerlo en las proporciones adecuadas para beneficiar la salud.

2. Tiene función anticoagulante.

Con esto no queremos decir que por solo consumir cúrcuma podremos tener una hemorragia, sino que es necesario tomar precauciones en su ingesta para evitar este tipo de alteraciones a la salud. Por ejemplo, si alguna persona está ingiriendo medicamentos anticoagulantes, es mejor que evite su consumo o solo ingiera pequeñas porciones de la planta.

3. Estimula las contracciones.

Aunque no hay suficiente evidencia científica, existen algunos datos que relacionan la cúrcuma con las contracciones y la estimulación del trabajo de parto. Esta cuestión, junto con su función anticoagulante, hacen que sea un remedio muy recurrente para evitar los dolores premenstruales. Sin embargo, una vez más, lo importante es ingerir el producto con medida.

La cúrcuma puede tener funciones medicinales, no obstante, lo mejor es siempre consultar a un especialista antes de automedicarse.

Fuente: Everyday Health, Medical News Today, Healthline

QUIZÁ TE INTERESE:

5 efectos mágicos de la cúrcuma

6 Hierbas y especias que ayudan a perder peso de forma natural y sana para el cuerpo


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.