ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Mujer escribe un mensaje de agradecimiento al desconocido que pagó por una vela que ella no pudo comprar

Date November 14, 2017 01:36

Cuando vamos de compras, es normal no prestarles atención a los desconocidos que andan entre nosotros. Sin embargo, a veces, vale la pena ver a los ojos de la persona que se encuentra a tu lado y sonreír, ya que esta persona podría ser el amigo-desconocido más incondicional de tu vida.

Erin Bennett, una mamá de cuatro, hacía las compras con sus hijos en una tienda Target. Como siempre, ponía en el carrito todo lo que sus hijos necesitaban. Pero mientras estaba en la sección de belleza, Erin también quería comprar algo para sí misma, así que tomó un par de artículos.

En la cola de la fila, todo parecía ajustar en el presupuesto, todo excepto un artículo. Lastimosamente, ella tuvo que devolver una vela de calabaza. No era a menudo que la mujer quisiera algo para ella sola, pero esas ocasiones terminaban del mismo modo. Ella siempre tenía que devolver algo.

Quizá te interese: Campaña que inició una madre en Facebook pide que “dejen de preguntarle a las parejas cuándo tendrán hijos”

De repente, un hombre que estaba de pie a su lado dijo que él pagaría por ella. Era un caballero mayor, con cabello gris y barba. Parecía muy considerado y confiado en su decisión. El hombre sin dudar le compró la vela. Poco sabía él que la vela era más importante de lo que pensaba, ya que la mujer luchaba con la depresión posparto luego de haber dado a luz a su último bebé y las velas aromáticas eran una de las pocas cosas que la ayudaban a relajarse.

Cuando volvió a casa, inmediatamente escribió un estado en Facebook para tratar de encontrar al hombre y agradecerle de nuevo por lo que había hecho, ya que él no tenía idea de lo mucho que había significaado para ella.

De hecho, nunca sabemos lo que la persona que esta a nuestro lado en la cola del supermercado está atravesando en ese momento. Muchas mujeres experimentan depresión posparto, pero nadie puede darse cuenta. La pobre madre se encuentra sola, batallando contra sus penas y temores.

Casi el 80% de las mujeres tienen estos sentimientos hasta dos semanas después del parto, pero pronto desaparecen. Sin embargo, en otros casos, estos sentimientos permanecen por más tiempo y son más intensos. Es un trastorno serio y necesita un tratamiento adecuado.

Así que seamos compasivos y pacientes cuando veamos mamás con niños pequeños. A veces ellos necesitan de nuestro amor y generosidad más que otra cosa en el mundo.

Fuente: Erin Bennett / Facebook

Quizá te interese: 

Estos alimentos incrementan la producción de leche durante la lactancia… ¡Saberlo ayuda mucho!

Una madre transformó la ropa de vieja de su esposo en trajes espectaculares para sus hijas