Consejos que todo padre debe tener en cuenta cuando se enfrenta al complejo proceso de la educación

Inspiración

November 11, 2017 00:21 By Fabiosa

La pedagoga italiana María Montessori desarrolló un método peculiar, conocido como por su apellido, Montessori, para educar a los niños en nivel preescolar. Su principal aporte en materia pedagógica estuvo orientado a entender la educación como una responsabilidad compartida (entre padres e hijos), donde los pequeños deben actuar con un margen de independencia; es decir, una educación basada en el principio de autonomía de los niños, donde los adultos juegan el rol de guías.

Sergey Novikov / Shutterstock.com

En el sitio llamado Guía Infantil, orientado a ofrecer consejos sobre la educación de los menores, se resumieron algunas de las principales ideas de la pedagoga. Son 15 puntos que todo padre debe tener en cuenta cuando se enfrenta al complejo proceso de la educación.

1. Los niños aprenden de lo que les rodea.

2. Si criticas mucho a un niño, él aprenderá a juzgar.

3. Si elogias con regularidad al niño, él aprenderá a valorar.

4. Si se le muestra hostilidad al niño, él aprenderá a pelear.

wavebreakmedia / Shutterstock.com

5. Si se es justo con el niño, él aprenderá a ser justo.

6. Si se ridiculiza a un niño con frecuencia, él será una persona tímida.

7. Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás.

8. Si se denigra con frecuencia al niño, se desarrollará en él un malsano sentimiento de culpa.

9. Si las ideas del niño son aceptadas con regularidad, él aprenderá a sentirse bien consigo mismo. Si se alienta al niño en lo que hace, ganará seguridad en sí mismo.

Oksana Kuzmina / Shutterstock.com

10. Si el niño vive en una atmósfera amigable y se siente necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.

11. No hables mal de tu hijo, ni cuando esté cerca ni cuando no esté.

12. Escucha siempre a tu hijo y respóndele cuando se acerque a ti con una pregunta o un comentario.

13. Debes estar dispuesto a ayudar a tu hijo si busca algo, pero también a pasar desapercibido si él mismo encontró lo que buscaba.

14. Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Lo corregirá ahora o quizás lo haga más tarde.

15. Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Dale lo mejor que hay en ti.

Quizá te interese: Llamarle la atención a los hijos es positivo, si se hace correctamente. Estos 10 consejos son de gran ayuda

Estos principios pueden actualizarse hoy con otras visiones. Como las clasificaciones que ofrece el psicólogo americano, John Gray, en su libro “Children Are From Heaven”. Es importante saber que como seres sociales, no todos somos iguales ni respondemos a los mismos patrones. Según este autor, los comportamientos de los pequeños pueden dividirse en 4 tipos:

1. Niños sensibles.

Juta / Shutterstock.com

Estos niños son más vulnerables que otros en términos de sentimientos. Al ser a veces demasiado emocionales y dramáticos, es difícil para ellos enfrentar y responder a los diferentes desafíos de la vida. A menudo pueden demandar compasión y reconocimiento. Y ésta es la clave para entender a esos niños. Ellos responden más a escuchar, entender y aceptar sus heridas.

2. Niños activos.

ESB Professional / Shutterstock.com

Los niños activos están menos preocupados por sus emociones internas y están más interesados en influir en el mundo exterior. Disfrutan de la acción y están orientados a los resultados. Son los mejores motivados y cooperativos cuando tienen un plan y saben lo que va a suceder a continuación. Son líderes naturales y les encanta ser el centro de la atención de todos.

3. Niños entusiastas.

Tania Kolinko / Shutterstock.com

Estos niños son sociables y extrovertidos, construyen un sentido de sí mismos a partir de sus respuestas al mundo. Tienen muchos intereses y están ansiosos por experimentar tanto como sea posible. Están abiertos a cosas nuevas, personas, emociones y aprenden de ellos.

Aunque adoran el cambio, es difícil para ellos concentrarse. Tiene una mayor necesidad de libertad. Los niños entusiastas a menudo se mueven de una actividad a otra y sus padres deben comprender que el caos es parte de su proceso de aprendizaje. Necesitan tener esta libertad para explorar y ser ellos mismos.

4. Niños receptivos.

esthermm / Shutterstock.com

Los niños receptivos necesitan saber qué esperar y qué va a suceder a continuación. Es importante que comprendan el flujo de las cosas, luego se vuelven más cooperativos. Necesitan muchos rituales, repeticiones y rutina.

En una situación nueva, es probable que estos niños muestren resistencia. Los padres deben establecer un horario específico para cada actividad, para las comidas y el sueño, para jugar y caminar. Atesoran la previsibilidad.

Esperamos que al combinar los concejos de la pedagoga Montessori con las clasificaciones, según el comportamiento de los pequeños, que ofrece John Gray, podamos enfrentar la educación de los niños con mayor eficacia y seguridad.

Fuente: Guía Infantil

Quizá te interese:

No obligues a tu hijo a pedir perdón. Los psicólogos recomiendan seguir estos 5 consejos

Gran lección: Los niños deben aprender a afrontar las críticas de forma constructiva


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.