La diabetes y el consumo de sal pueden sumarse para dar como resultado un serio problema

Estilo de vida y tendencias

October 27, 2017 19:57 By Fabiosa

Las últimas tendencias de nutrición en los países occidentales han logrado disminuir sensiblemente el consumo de sal promedio. Sin embargo, esto no significa que la gran mayoría de la población esté consumiendo la cantidad correcta. De hecho, las estadísticas del Centro para el Control de las Enfermedades de los Estados Unidos todavía muestran que un 89% de las personas consume más sal de lo que se considera saludable.

El exceso en el consumo de sal es nocivo para todo el mundo, pero hay grupos específicos que deben tener un cuidado aún mayor. La sal en exceso se ha encontrado ligada a las enfermedades cardiacas y en personas con diabetes, este riesgo de enfermedades cardiacas puede duplicarse peligrosamente.

Un estudio japonés de 2014 investigó la relación entre la diabetes y el consumo excesivo de sal y encontró que ambas condiciones tienen efectos negativos en el corazón, aumentando el riesgo de enfermedades cardiacas por cada gramo adicional de sodio que se consume en la dieta diaria. Además, en aquellas personas que manejan su diabetes de forma inadecuada y además consumen mucha sal, el riesgo es todavía mayor.

En personas con diabetes que además tengan sobrepeso, alta presión arterial y colesterol, los factores de riesgo para sufrir enfermedades cardiacas son bastante altas.

Los expertos coinciden en que las complicaciones cardiovasculares de la diabetes son similares a las complicaciones causadas por el exceso en el consumo de azúcar. Para una persona sana, el consumo de sodio no debería superar los 2300 mg diarios, pero para aquellas con diabetes, no debería ser mayor a 1500 mg por día.

Quizá te interese: Ingredientes reales vs. Ingredientes falsos… Alimentos que son en realidad un gran engaño

Estos son algunos tips para disminuir el consumo diario de sal:

- Disminuye el consumo de alimentos altos en sal como carnes procesadas, snacks salados (chips, nueces saladas, entre otras), ciertos tipos de queso, alimentos ahumados, salsas, enlatados, entre otros.

- Al cocinar en casa, trata de utilizar menos sal y otros condimentos más saludables. Poco a poco, las papilas gustativas se irán acostumbrando.

- Siempre mira las etiquetas nutricionales de los alimentos para limitar el consumo de aquellos con mucha sal.

- Evita, siempre que sea posible, las comidas rápidas o congeladas. En cambio, puedes llevar snacks desde casa y comer más frutas.

- Cuando pidas una ensalada, pide que el aderezo te sea servido aparte para que puedas regular la cantidad de sal a consumir. Normalmente, se utiliza menos aderezo del que nos es servido.

Fentes: Diabetes UK, Health, Everyday Health

Quizá te interese:

7 alimentos que te ayudarán a controlar tu diabetes y a llevar una vida saludable


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este Sitio.