NOTICIAS

Ese sonido repentino en tus oídos puede ser inquietante, pero tiene una sencilla explicación…

Date September 5, 2017 04:17

Estás en medio de tus asuntos cotidianos y, de repente, tus oídos empiezan a sonar. Probablemente hagas algo para detenerlo, como frotar o halar tus orejas con las esperanzas de que se vaya. Pero, ¿te has preguntado por qué pasa en primer lugar? ¿Y por qué desaparece en un minuto?

Okay, antes de responder esas preguntas necesitamos una pequeña clase de ciencias. En primer lugar, tenemos que aprender cómo funciona el sistema auditivo, así será más fácil comprender la razón por la que se presenta este sonido.

Image Point Fr / Shutterstock.com

El oído está especialmente equipado para transformar las vibraciones en el aire en señales eléctricas que el cerebro después procesa como sonido.

Recomendado: El color de la cera en tus oídos puede revelar el estado de tu salud… ¡Fíjate la próxima vez!

Las cocleares son células que hacen la conversión de estas vibraciones. El sonido entra al oído, lo que causa fluctuaciones de presión en el oído interno. Este oído interno está lleno de fluidos que ayudan a la transferencia de estas vibraciones. La vibración va a través de lo que se llama membrana basilar, cuyos movimientos son detectados por las células del oído interno. Estas células transmiten las señales al cerebro a través del nervio auditivo.

Debido a que el proceso de la vibración del sonido a través de las células ciliadas internas viene con algunas dificultades, las células ciliadas externas tienen mucho trabajo por hacer. Estas células no necesitan enviar muchas vibraciones al cerebro, ya que lo pueden sobre estimular. Ellas mismas producen vibraciones y se expanden y contraen de acuerdo a las vibraciones que detectan. Así que, básicamente, las células ciliadas externas ayudan a mejorar la sensibilidad de nuestro oído.

Xrender / Shutterstock.com

Ahora, la pregunta importante. ¿Qué causa ese sonido?

Las células ciliadas externas tienen una función muy importante. Ellas ayudan a amplificar los sonidos suaves más que los fuertes. Esto pasa de vez en cuando durante el día y probablemente no te das cuenta. Pero, debido a que la biología humana no es perfecta, hay ocasiones en las que el nivel de amplificación de una o más células ciliadas externas resulta mal y como resultado, el sistema entero estalla en una oscilación espontánea.

El resultado es este sonido que escuchas. Pero debido a que nuestro sistema es súper eficiente, hay mecanismos que ayudan a resolver problemas como este. Hay nervios cuyo trabajo es resolver la situación y aproximadamente toma 30 segundos suprimir el ruido.

Te podría interesar: Los 14 mitos más populares sobre la salud. ¡Unos son cómicos, otros tontos y algunos peligrosos!

El sonido pronto empieza a desvanecerse mientras los nervios trabajan e incluso podrías notar este proceso cuando observas una pequeña reducción en la sensibilidad de tu oído, por ejemplo, los sonidos de fondo se silencian un poco. Esto es seguido por una sensación de llenura en el oído. Todo este proceso está completo en un minuto.

¡Hay algo que debes saber!

Si experimentas un sonido que no desaparece en uno de tus oídos, debes acudir al médico, ya que puede ser señal de algo más serio.

Esperamos que hayas aprendido algo nuevo. ¡No te olvides de compartirlo!

Fuente: Zidbits