Cuando un matrimonio quedó varado en una isla desierta, el esposo hizo la pregunta más absurda.

Inspiración

August 16, 2017 10:02 By Fabiosa

Todos amamos las bromas y las historias divertidas, ¿no? Especialmente los que tienen algunas situaciones y revelaciones inesperadas. Así que aquí está una historia ficticia sobre una pareja con un final sorprendente.

El esposo y la esposa, llamémoslos Bill y Jessica, habían estado casados por 30 años. A pesar de los problemas, ellos no pudieron ignorar el hecho de que estaban juntos, así que fueron a un crucero para celebrar su aniversario.

Ruth Peterkin // Shutterstock

Todo iba muy bien los primeros días. Billy y Jessica estaban disfrutando el ambiente, pero una noche, se despertaron por la terrible tormenta que sonaba afuera, ellos pudieron ponerse chaquetas salvavidas antes de que el barco fuera destruido.

En la mañana, después de haber sido arrastrados por las olas durante varias horas, Bill y Jessica vieron una isla y nadaron hacia ella.

Recomendado: Le envió una carta de amor a los 9 años, y 17 años después retomaron su hermosa historia de amor

DMG Vision // Shutterstock

La inspeccionaron, esperando encontrar a alguien con vida. La isla era pequeña, y no había señales de personas, ni de sobrevivientes.

La pareja estaba desesperada y simplemente se sentaron en silencio. De pronto, Bill dijo: “Jess, ¿pagaste las tarjetas de crédito este mes?”. Sorprendida por la pregunta, la esposa movió la cabeza con culpa.

“Y qué hay de las cuentas de la reparación del auto? Te pedí que lo hicieras antes de venir al crucero?”, dijo Bill de nuevo.

Te puede gustar: Le dicen Rasta–Rapunzel, y gracias a sus rastas conoció a su esposo… ¡Una bella historia de amor!

Diego Fiore // Shutterstock

Sin saber por qué su esposo traía esa conversación cuando deberían estar preocupados por su sobrevivencia, Jessica decidió que sería honesta: “No, no pagué eso tampoco. Estaba demasiado ocupada con nuestra preparación.”

Una sonrisa apareció en la cara de Bill, “¿Pagaste los impuestos?”

Eso fue suficiente para Jessica. Ella gritó irritada: “¡No! ¿Qué importa eso ahora?”

Bill tomó a su esposa por los hombres y le dio un largo beso.

“No importa, querida, porque nos salvaste,” dijo él luego. “Definitivamene nos buscarán y no pararán hasta que nos encuentren.”

Fuente: Rumor Has It