ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

¿Te preocupa tu aliento? Aquí te traemos algunos trucos para que puedas controlar el mal olor

Date July 27, 2017 08:57

Según la enciclopedia médica cubana, INFOMED, la halitosis es “es el olor desagradable procedente del aliento de una persona y constituye un problema social asociado frecuentemente a una mala higiene bucal o a enfermedades de la cavidad bucal, pero también puede indicar afecciones sistémicas severas que necesitan diagnóstico y tratamiento específicos”.

¿Quiénes son los grupos más vulnerables a sufrir la halitosis? Mujeres embarazadas, personas mayores de 60 años y niños. Al menos, el 30 % de la población mundial padece halitosis. La halitosis puede provocar vergüenza e inseguridad, pues afecta las relaciones sociales.

Te recomendamos: El color de la cera en tus oídos puede revelar el estado de tu salud… ¡Fíjate la próxima vez!

Aquí hay algunas maneras de averiguar cómo huele tu aliento, para que puedas estar seguro. La primera manera es lamer el interior de la muñeca con la parte media de la lengua. Esperar unos 15 segundos y olernos la muñeca. Si no nos gusta el olor, es mejor limpiar los dientes o usar un enjuague bucal.

También puedes leer: ¿Demasiado sarro en los dientes? Usa ESTOS 3 ingredientes y elimina la placa amarillenta para siempre

Otra forma es pasar el dedo por la parte media de la lengua. Esperamos a que se seque y olemos.

Estos métodos no son efectivos si los aplicas justo después de lavarte la boca, pero puedes usarlos durante el día. No olvide hacerlo con las manos limpias.

Respiramos en un vaso vacío, una taza, u otros recipientes sin un propio olor. Hacemos una respiración profunda y luego exhalamos en el recipiente. Respiramos rápidamente a través de la nariz y valoramos si debemos hacer algo para refrescar el aliento.

Por cierto, es más efectivo usar un vaso que respirar en nuestro puño, porque en en el puño obtenemos el olor de la mano mezclada con el aliento.

También podemos usar un raspador de lengua o una cuchara, la pasamos por la lengua y comprobamos el color. Cuanto más oscuro es el color, mayor es la posibilidad de tener mal aliento.

También podemos limpiar los dientes con la ayuda de hilo dental y olemos después. Si no nos gusta el olor, es mejor cepillar los dientes.

Y, finalmente, la manera más fácil es comprobar el gusto en la propia boca. Si no nos gusta, entonces el olor no será mejor. Por suerte, esto se puede cambiar rápidamente con un chicle.

Esperamos que estos consejos hayan sido útiles y te ayuden a ganar confianza y seguridad en ti mismo.

Es importante aclarar que TODA la información contenida en Perfecto Gurú tiene un fin INFORMATIVO exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este Sitio.