ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Esta guía te ayudará a entender las posibles consecuencias y algunos tratamientos del dolor pélvico

Date August 10, 2018 20:56

Quien nunca haya sentido un malestar en la parte baja del abdomen que tire la primera piedra. Esta molestia es tan incómoda que hasta se parece a un cólico. Los dolores pélvicos son muy comunes, principalmente en las mujeres y, aunque parezca poco importante, hay que estar muy atentos porque pueden ser una señal de alerta de que algo en tu cuerpo algo anda mal.

NotarYES / Shutterstock.com

Más allá de un simple dolor en la zona, este dolor puede tener otro origen que no necesariamente sea la zona pélvica. Por ejemplo, si estas embarazada, puede ser un síntoma de aborto espontáneo. Por eso, hoy traemos una guía práctica para entender lo esencial sobre este malestar.

pathdoc / Shutterstock.com

¿Qué es la pelvis?

Se trata de la zona que se encuentra justamente debajo del abdomen, la cual incluye órganos como el intestino, la vejiga, el útero y los ovarios. El dolor pélvico suele iniciarse en alguno de esos órganos o incluso en los huesos, músculos, nervios, vasos y articulaciones que se ubican cerca de ellos.

Dolor de pélvico crónico.

Los dolores pélvicos pueden ser clasificados de acuerdo a su duración. El dolor pélvico agudo es de corto plazo, es decir, surge de repente; mientras que el dolor a largo plazo dura al menos seis meses y está muy relacionado con el estrés y hasta con relaciones abusivas.

Quizá te interese: Hito en la medicina: cirujano español reconstruye la columna y pelvis de un niño tetrapléjico

Principales causas.

Pueden ser muchas las causas y obviamente dependen de cada paciente. En las mujeres, el dolor puede estar relacionado con problemas en el útero, trompas, ovarios, tracto urinario, colon rectosigmoide, peritoneo, vagina y otros órganos de la pelvis.

SizeSquare's / Shutterstock.com

Dolor pélvico en el embarazo.

Si estás embarazada y tienes dolor en la pelvis, debes estar atenta porque algo no anda bien. Si el dolor está acompañado de sangrado, puede tratarse de un aborto espontáneo. En caso de que el dolor sea en uno de los flancos de tu abdomen, se puede tratar de un embarazo ectópico, que es cuando el feto se desarrolla fuera del útero.

Este problema también puede ser señal de parto prematuro o desprendimiento de la placenta. Debes observar si cuando presentas dolor viene acompañado de líquido, porque en ese caso indica que la bolsa se rompió antes de tiempo y, de ser así, corre en busca de un médico.

Natalia Deriabina / Shutterstock.com

Dolor pélvico ginecológico.

Un dolor en la pelvis también puede estar relacionado con la ovulación. En este caso, el dolor es conocido en término alemán como Mittelschmerz, que quiere decir dolor en el medio, indicando que ocurre en el medio del ciclo. Este dolor puede variar de un lado al otro dependiendo del ovario que está liberando óvulos. También es común sentir cólicos durante la menstruación.

RossHelen / Shutterstock.com

Otro problema que puede originar un dolor en la región pélvica puede ser una inflamación del útero, conocido como la enfermedad inflamatoria pélvica (DIP, por sus siglas en inglés). La DIP es ocasionada por bacterias que se alojan en el útero dando origen a la clamidia o gonorrea. En general, esta patología viene acompañada de otros síntomas como fiebre, sangrado y secreción.

Otras causas del dolor pueden estar relacionadas con rupturas o torsión de quistes en el ovario como también presencia de miomas.

Endometriosis.

Una de las causas más comunes de dolor en la pelvis es la endometriosis. Normalmente, afecta a mujeres a partir de los 30 años y casi siempre es un obstáculo al momento de querer quedar embarazada. El dolor por esta causa se presenta durante la menstruación y las relaciones sexuales.

Diagnóstico y tratamiento

Como las causas son muchas, es necesario analizar el historial de cada paciente y realizar unos exámenes de acuerdo a cada caso. Normalmente, los exámenes pélvicos completos como ultrasonido transvaginal y abdominal se usan como soporte del diagnóstico dado.

Además, la resonancia magnética, la histeroscopia y laparoscopia son solicitados cuando la causa del dolor está más relacionada a la región gastrointestinal o al tracto urinario.

A continuación, te mostramos un vídeo en portugués donde la experta narra todo acerca de este tipo de dolores. Se recomienda activar los subtítulos al español, dentro de la configuración del streaming de YouTube:

Los tratamientos pueden ser variados, y van desde cirugías hasta terapias y fisioterapias para relajar y volver a educar a los músculos del piso pélvico. Otra de las alternativas es hacer cambios en la dieta que provocan a veces molestias gastrointestinales.

De nuevo, cada tratamiento dependerá de cada caso y lo más importante es estar atentos a los signos y síntomas y acudir lo más pronto posible a tu médico de confianza.

Fuente: Fertilidade, Aendometrio, Portal Da Urologia

Quizá te interese: El dolor pélvico crónico: síntomas que no se deben obviar y causas más frecuentes de este malestar


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.