¿Pies en el tablero del auto? ¡Ni de broma! Estos son los daños físicos que te puede provocar

Uno de los mayores placeres de la vida es viajar. Bien sea de vacaciones, un viaje corto durante el fin de semana o, incluso, un simple ida y vuelta, salir de la rutina y aprovechar un buen momento de descanso, es fundamental para cualquier persona y, dentro de eso, claro está que viajar en carro propio es realmente cómodo.

Mientras viajas por tierra en carro te puedes distraer con el paisaje, hacer las paradas que necesites, escuchar la música que te gusta y establecer las más divertidas conversaciones entre pasajero(s) y conductor. Puedes incluso ponerte cómoda y apoyar los pies sobre el tablero del auto (quién se encuentra en asiento de pasajero, obviamente) y estirar muy bien las piernas.

¿Seguro ya lo has hecho o no?

Si respondiste que sí, entonces sigue leyendo para que sepas el error tan grave que estás cometiendo, y si respondiste que no, te presentamos la razón para que ni lo pienses hacer.

Ivan Kurmyshov / Shutterstock.com

Actualmente es muy común ver cómo muchas personas usan esta posición para hacer viajes cortos o largos, pero estudios y prácticas revelan que esta posición es de gran peligro para quienes viajan al lado del conductor. Muchas veces, los accidentes de tráfico que quizá no sean muy graves pueden representar un riesgo enorme si corres con la suerte de Audra Tatum, quien tenía sus pies sobre el tablero del carro cuando hubo una colisión con otro vehículo.

Quizá te interese: Un milagro en carretera: su carro quedó destrozado en un accidente, pero todos salieron ilesos

Tatum es una mujer estadounidense que viajaba con su esposo por una distancia corta, sólo 6 km, cuando de repente un auto se les adelantó y hubo un choque.

El golpe fue leve, los autos quedaron algo deformados, pero todos salieron sin heridas graves a excepción de Audra, quien debido a su posición fue la única que sufrió graves fracturas.

Entre las declaraciones de su accidente, Audra destaca:

El airbag empujó mi pie hacia mí y me provocó una fractura en la nariz. En ese momento yo estaba mirando la planta de mi pie. Prácticamente todo mi lado derecho estaba fracturado.

Audra tuvo una fractura de tobillo, fémur y brazo derecho debido al impacto entre los carros y la posición que ella tenía

A pesar de que el golpe no dañó completamente al auto, fue lo suficientemente fuerte para accionar las bolsas de aire de protección del vehículo, las cuales son disparadas a una velocidad que varía entre los 150 y 300km/h. En otras palabras, ninguna persona es lo suficientemente rápida para retirar los pies antes de que se abran y empujen tus piernas y pies directo hacia ti.

Audra tuvo que pasar más de un año hasta lograr poder caminar de nuevo. Tuvo que pasar por varias cirugías y, actualmente, intenta volver a tener una rutina diaria como solía tenerla, pero ese accidente le dejó secuelas difíciles de ocultar.

"No puedo trabajar como enfermera. No puedo levantar a los pacientes ni permanecer de pie por más de 4 horas”, expresó como parte de su testimonio.

Duncan Andison / Shutterstock.com

Los médicos advirtieron que Audra pudo haber salido ilesa o con heridas leves si no fuera por la posición corporal que tenía al momento del impacto.

Sigo diciéndole a todos: no quieres tener una vida con ese tipo de problemas, no quieres vivir con dolor y agonía todos los días.

Queda claro que es fundamental evitar tener esta posición en el carro aunque proporcione comodidad al momento. Lo mejor será esperar a las paradas correspondientes para ir al baño, estirar las piernas y tomar un café; así, llegarás a tu destino sin el riesgo de sufrir alguna fractura en el camino por algún incidente en las calles o autopistas.

Más vale incomodidad por un momento, que incomodidad por el resto de tu vida al caminar.

Fonte: Gazeta do povo, Quatro Rodas

Quizá te interese: El inusual momento en que una mujer condujo su carro a 112 km/h con su exnovio sobre el capó