Oficiales de un aeropuerto se convierten en héroes al salvar el juguete perdido de una niña

Inspiración

September 6, 2018 23:48 By Fabiosa

¡Qué momento tan triste puede ser para un niño perder su juguete favorito! Una pequeña norteamericana de apenas 8 años de edad pasó por esta situación, pero su historia tuvo un final más que feliz. 

La pequeña August Bridges, de apodo Gussie, perdió su peluche de perrito de nombre Cookie Dough en el Aeropuerto Internacional de Norfolk localizado en Virginia, Estados Unidos. 

La madre de la niña, Kelly Bridges, contó que llamó para el lugar donde dejan objetos perdidos del aeropuerto procurando encontrar el juguete desaparecido. Luego, recibió otra llamada de la policía del aeropuerto, informándole que lo que solicitaba había sido encontrado. 

Kelly le contó al piloto que la niña había quedado muy triste porque acababa de ganarse ese peluche en una máquina de una pizzería cuando estaba con su papá y desde ese entonces August se había apegado mucho al juguete. 

Para sorpresa de Kelly y su hija, cuando ambas volvieron al aeropuerto, recibieron de los empleados no solo el peluche de perrito, sino también un álbum lleno de fotografías y relatos de las aventuras por las que el juguete había pasado mientras estaba perdido. 

“Ella fue a recogerlo hoy y los empleados le dieron ese libro y casi lloré. Aeropuerto Internacional de Norfolk, ustedes son increíbles”, contó la madre emocionada.

Quizá te interese: Un hombre llegó descalzo al aeropuerto, y todo se debió a su buen corazón

Steve Sterling, que trabaja en la dirección ejecutiva de administración y operaciones del aeropuerto de Norfolk, dijo que ellos habían sabido del caso a través de la llamada de los padres, y de la tristeza de la niña August por haber perdido a Cookie Dough. A causa de eso, los policías y empleados quisieron dar un toque especial al retorno del juguete. 

En el librito que recibió August hay fotos del propio animalito de peluche en su gran recorrido por el aeropuerto, ya que pasó por muchos lugares hasta volver a encontrar a su dueña. 

El perrito de juguete aparece dirigiendo el carro de los policías, mirando el panel de los horarios de vuelos y fingiendo ser parte de los bomberos del lugar. Los oficiales del aeropuerto también jugaron con Cookie Dough, pero fue para mostrarle a su dueña que estuvo bien cuidado. 

Al final del librito, los funcionarios dejaron un mensaje para el juguete: “Sentiremos tu falta Cookie Dough. Por favor, regresa a visitarnos nuevamente”. 

Los oficiales del aeropuerto estadounidense de Norfolk se convirtieron en unos héroes para la pequeña August. ¡Digno de admirar! 

Fuente: Razo Para Acreditar, Emais Estadao

Quizá te interese: Familia americana adoptó a una niña de Ucrania. Un año después recibieron una carta...