5 poderosas razones para dejar de consumir de una vez por todas los jugos artificiales

Inspiración

Las personas generalmente tienen la concepción de que es mejor comprar jugos artificiales en vez de refrescos, pues hay quienes siempre deben acompañar sus comidas con alguna bebida que no sea agua. Es común que las madres compren jugos artificiales en empaques pequeños para mandárselos en la lonchera de sus hijos cuando van para la escuela, y sí, la verdad es bastante práctico, pero resulta que no es del todo sano.

Cuando estás en el supermercado llenando el carrito de compras, generalmente no te detienes a pensar la cantidad de azúcar, conservantes y colorantes que contienen los jugos artificiales. A continuación te presentamos 5 poderosos motivos para que abandones el consumo de jugos artificiales:

1. Fruta.

En algunos países latinoamericanos, la concentración mínima de jugo que deben tener los productos debe ser de 30 o 40%. Pero, como bien sabemos, muchas empresas usan la dosis más baja permitida. Los otros ingredientes incluyen azúcar, agua y una serie de colorantes y esencias artificiales. En otras palabras, todos estos componentes pueden ocasionar alergias y fallas en el funcionamiento de algunos órganos.

2. Sabor.

A veces el sabor que dice el producto no es el único que se siente en el jugo. Los jugos artificiales generalmente tienen otros sabores de otras frutas, esto se debe a reducción de costos de producción que permiten mantener por más tiempo el producto en el mercado.

Quizá te interese: 10 bebidas que pueden contener la misma cantidad de azúcar que un refresco, o incluso más

3. Calorias.

Los jugos tienen más calorías que la propia fruta. Por ejemplo, para tener un vaso de jugo de naranja, se necesitan 5 naranjas, pero queda claro que ninguno se come 5 naranjas de una sola vez. Además, las frutas ya poseen su azúcar natural, conocida como fructosa. Desafortunadamente, cuando se obtiene jugo de la fruta, esta pierde las fibras y hace que la absorción del azúcar sea más lenta y en consecuencia se producen picos de glicemia en la sangre. Esto sin mencionar que los jugos industrializados llevan más azúcar que los preparados en casa.

4. Jugos bajos en calorías o light.

Las personas que quieren adelgazar generalmente escogen las versiones light de los jugos artificiales, pero lo que muchos no saben es que estos productos son bajos en nutrientes, poseen muchos conservantes y una gran cantidad de sodio. Puede que sí sea verdad que tengan menos calorías, pero los endulzantes que contienen pueden provocar resistencia a la insulina, condición conocida como pre-diabetes.

5. Consumo en niños menos de 1 año.

No se recomienda el consumo de jugos artificiales para niños menores de un año de edad, pues este producto tiene bajo niveles de fibra y altos niveles de azúcar, lo que no es nada beneficioso para quienes están en crecimiento. Los niños que consumen estos jugos en exceso pueden presentar sobrepeso, por ello, siempre es recomendable que los infantes consuman jugos naturales y no más de 120 ml al día, siempre y cuando tengan más de un año.

Ahora que conoces todos los secretos detrás de los jugos artificiales, debes intentar reducir el consumo de estos productos y buscar siempre una opción saludable y balanceada para ti y tu familia.

Fuente: Viva Bem 

QUIZÁ TE INTERESE:

4 frutas y verduras que tiene algo en común: muchos las comen, pero igual ignoran cómo crecen

10 Vegetales y frutas cuyos restos, en lugar de ir a la basura, sirven para cultivarlos una y otra vez


Este material é destinado apenas a fins informativos. Alguns dos produtos e itens discutidos neste artigo podem causar reações alérgicas ou danos à saúde. Antes de fazer uso deles, consulte um especialista devidamente habilitado. Os editores não são responsáveis por quaisquer consequências que possam ser causadas pelo uso dos métodos, produtos ou itens descritos neste artigo.

Recomendamos