Auroville: la ecovilla que tiene calles sin asfalto, vive sin dinero, religión y policías

Noticias

December 1, 2017 00:43 By Fabiosa

Auroville es una ciudad de la India fundada en 1968 por un grupo de personas que tenían el objetivo de crear una sociedad más libre y sin las ataduras del capitalismo.

Cuando Auroville fue fundada, alrededor de cinco mil personas (incluyendo a los representantes de 124 países y de todos los estados de la India) estuvieron presentes en el lugar donde sería, en el futuro, el centro de la ciudad.

Sus fundadores escogieron la India porque de allí surgió la inspiración para crear una ciudad basada en las escrituras de Sri Aurobindo y Mirra Alfassa, conocida popularmente como La Madre, y allí sus habitantes tienen una vida sin dinero, religión o policía.

Auroville es considerada por muchas personas como una utopía, pues es una ciudad autosustentable que cuenta con una escuela, restaurantes, cafeterías y un enorme centro de meditación en forma de globo localizado en el centro de la ciudad llamado Matrimandir.

Quizá te interese: Construirán una ciudad flotante en el océano Pacífico: quieren liberar a la humanidad de los políticos

Sin calles asfaltadas y con un sistema de transporte público bastante pequeño, la ecovilla sobrevive mediante las visitas de turistas, los talleres de yoga, meditación, arquitectura, ecoagricultura y las donaciones de gobiernos de otros países y personas que apoyan la idea de tener una ciudad con más libertad y más paz.

Los candidatos que deseen vivir en la ciudad tienen que pasar 2 meses en el lugar y si se consiguen adaptar de forma adecuada y la alcaldía les concede el permiso de residencia, pueden considerarse “aurovillenses”.

Pero no todo es color de rosas en Auroville, como no existen fronteras y policías comenzaron a surgir casos de asaltos e incluso delitos sexuales cometidos por algunos habitantes en las afueras de la ciudad. De hecho, muchas personas que visitaron y vivieron en el lugar también hicieron algunas críticas sobre el modo de vida en Auroville.

Además de aceptar donaciones, esta ciudad cuenta con un banco y una tarjeta llamada Aurocard para poder llevar a cabo las transacciones comerciales. Incluso, algunos visitantes afirman que varios comercios aceptan rupias (moneda oficial de la India), lo que en cierto punto contradice el hecho de que el lugar viva sin dinero.

Otra crítica que recibe esta ciudad es que a pesar de que no se practica ninguna religión, los habitantes de Auroville ven a la figura de “La Madre” con mucho respeto y admiración, para sus habitantes es una especie de entidad y existe una serie de creencias que todos comparten en cuanto a la espiritualidad y las energías.

A pesar de la críticas recibidas y de los escépticos, el proyecto de la ciudad va viento en popa.

De acuerdo con el último censo realizado en el 2014, esta ciudad tiene 2.400 habitantes de 50 nacionalidades, pero a largo plazo planea tener 50 mil habitantes. En el futuro, los planes son duplicar ese número de habitantes para el 2018, cuando la ciudad cumplirá 50 años.

¿Qué te parece esta ciudad sustentable?

Fuente: Vida de Teólogo

QUIZÁ TE INTERESE:

Hay una pequeña ciudad en Nueva Zelanda que tiene una tasa de desempleo de apenas 2 personas

Dos hombres dejaron las comodidades de la ciudad para tener una vida más tranquila lejos de todo y de todos