VIDA REAL

Ella dio a luz cuando su bebé tenía 23 semanas y, aunque todos decían que no lo lograría, su hijo sobrevivió

Date November 29, 2017 21:15

En el Día Mundial del Niño Prematuro, celebrado cada 17 de noviembre y establecido para darle apoyo a los padres de bebés que nacen antes de tiempo, la enfermera inglesa, Lucy Flenagan, publicó en la página web oficial de la ONG "Bliss for babies born premature or sick" una historia bastante conmovedora sobre su experiencia en la lucha por la supervivencia de su bebé.

Lucy contó que cuando estaba embarazada de apenas 23 semanas se despertó un día con algo de malestar e, incluso, cuando estaba segura de que no era nada grave, decidió ir al hospital para hacerse un chequeo médico.

La enfermera obstetra que la examinó le indicó que no estaba segura de lo que le estaba pasando, así que decidieron esperar que llegara el doctor, quien le dio la noticia de que tenía 5 centímetros de dilatación.

Dado que Lucy es enfermera, sabía que en Inglaterra cuando los bebés nacen con 22 o 23 semanas de gestación y presentan complicaciones posteriores se sigue el protocolo médico de no darle resucitación al recién-nacido.

READ ALSO: Una enfermera brasileña tiene más de 16 años haciendo ropas diminutas para bebés prematuros

El esposo de Lucy, Shaun, llegó al hospital 10 minutos antes de que el bebé naciera. Ella dio a luz al pequeño Eli y, aunque estaban muy nerviosos, vieron que el pequeño respiraba y movía los brazos, lo que tranquilizó de alguna manera a sus padres.

Pero cuando fueron a ver a Eli en la Unidad de Cuidados Intensivos, se dieron cuenta de lo pequeño que era. La madre cuenta que Eli midió apenas 20 centímetros, la misma medida que la jirafa de peluche que le habían comprado con anterioridad.

Shaun, Lucy y toda la familia se sentían desesperanzados, pues tenían el sentimiento de que cada vez que salieran de la Unidad de Cuidados Intensivos iba a ser la última vez que lo verían.

Los doctores dijeron que Eli tenía 30% de probabilidades de sobrevivir y que esas probabilidades disminuirían si él llegase a padecer alguna infección o si su pulmón dejara de funcionar correctamente e, increíblemente, fue eso lo que ocurrió.

Shaun y Lucy estaban casi resignados a que Eli no sobreviviera y en caso de hacerlo estaban conscientes de que podría presentar secuelas, pero decidieron armarse de coraje y enfrentar la situación.

Con el apoyo de sus familiares que ya habían pasado por experiencias similares, ambos padres pasaron meses en el hospital al lado de Eli. Solo luego de 128 días de nacido fue que pudieron llevárselo a casa. Actualmente, este pequeño ya tiene 7 meses y medio y pesa casi 5 kilos.

Es increíble ver la evolución del pequeño Eli que una vez corrió tanto peligro. Su madre expresa como parte de su testimonio que le gustaría que se hagan cambios en el permiso de maternidad en el trabajo cuando las madres dan a luz a bebés prematuros, pues ella igualmente debe regresar a trabajar en enero.

¿Qué te parece la historia de este pequeño guerrero? Sin duda alguna superó las expectativas médicas y nos hace feliz saber que es un valiente sobreviviente.

Fuente: The Telegraph

READ ALSO: Este abuelito lleva 12 años cuidando a los bebés prematuros del hospital cuando los papás se van a casa

READ ALSO: La propuesta de matrimonio más conmovedora que verás jamás, fue hecha por este bebé prematuro