PSICOLOGÍA

Ducharse con el agua muy caliente y otros 4 errores comunes que se cometen a la hora de tomar un baño

Date November 24, 2017 01:57

El hábito de tomar un baño viene desde el antiguo Egipto. En aquella época, era una forma sagrada de purificar el espíritu y, por lo tanto, ellos solían tomar tres baños diariamente, siendo algo que salvó esa civilización de varias epidemias y plagas comunes a la antigüedad.

Los romanos preferían las saunas y las piscinas de todos los tipos posibles, incluso, algunos baños romanos incluían hasta bibliotecas, jardines y restaurantes. Ya en la Edad Media, el hábito de bañarse se hizo prácticamente anual. De hecho, la popularidad del baño se llevó a cabo en el Oeste desde la década de 1930, cuando se volvió el día sábado de baño y las duchas se difundieron por toda Europa.

Actualmente, tomamos un baño para despertar, sentirnos aseados y para que las personas tengan una buena impresión de nosotros. En Latinoamérica, tomar un baño es muy común, es una de las actividades cotidianas. Sin embargo, existen algunas cosas que solemos hacer de forma equivocada, vamos a ver cuáles son:

1. Agua muy caliente.

La temperatura ideal para tomar el baño es de 35-40 °, no más que eso. El problema del agua caliente es que a causa sequedad en la piel, pues ésta retira prácticamente toda la grasa y la deja indefensa. Los eritemas son posibles también debido al aumento del flujo sanguíneo. En algunos casos las personas llegan a tener inflamaciones y erupciones cutáneas.

2. Uso constante de productos espumosos.

Aplicar grandes cantidades de espuma también elimina la capa protectora de la piel, lo que genera en una piel seca y áspera. No hay necesidad de usar jabones antibacterianos diariamente, pues más allá de ayudar, puede ser una práctica peligrosa.

QUIZÁ TE INTERESE: Efectos positivos y negativos de los baños calientes en la quema de calorías y el azúcar en la sangre

3. Un baño largo.

Un baño muy largo es un motivo más que lleva a que la piel se reseque. 10 minutos es suficiente, pues de lo contrario, la piel tiende a irritarse.

4. Esponjas viejas.

Estas esponjas tienen tantas bacterias que resulta difícil de imaginar. Cambia tus esponjas mensualmente y no olvides secarlas cada vez que termines de tomar el baño.

5. Secado exagerado.

Una toalla suave y una buena crema hacen toda la diferencia al tratar de mantener la piel suave. No pases mucho tiempo secando el cuerpo, pues podrías provocar irritación y resequedad.

Como ves, en realidad es muy sencillo no caer en los errores que enlistamos anteriormente, ¡Tengamos más cuidado en nuestro próximo baño!

Fuente: Fuente: Fuente: Tá óbvio

QUIZÁ TE INTERESE:

Bombas de baño: analizándolas con cuidado, tienen su lado preocupante y potencialmente dañino

Científicos afirman que la toalla del baño puede estar más sucia que el mismísimo papel sanitario


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este Sitio.