FAMILIA Y NIÑOS

Consejos para eliminar el aceite de cocina sobrante de forma responsable sin afectar al medio ambiente

Date November 21, 2017 20:07

Cocinar es una de las cosas que más se disfruta de las labores domésticas. Sin embargo, existen muchos detalles que se pasan por alto, simplemente porque no se posee información y no se nos enseñan las labores domésticas. Por eso, durante mucho tiempo, se botaba el aceite que sobraba después de cocina. Se tiraba directamente al caño del fregadero. ¿Es esto correcto? No, además de obstruir la red de alcantarillado, es muy difícil eliminar el aceite del agua, digamos que es prácticamente imposible de tratar.

Cuando reciclamos el aceite podemos usarlo posteriormente para la producción de biodiesel, jabón, pinturas al óleo y muchos otros productos. Ésto permite una reutilización de la materia prima y protege el medio ambiente.

¿Qué podemos hacer con el aceite de cocina después de su uso? Hay algunas alternativas completamente sostenibles para el aceite de cocina usado. Echemos un vistazo:

1. Ahorrar el aceite de cocina para volverlo a usar.

En primer lugar, si planeamos utilizar aceite para freír cualquier producto, podemos almacenar el aceite usado y volverlo a usar. Vertimos el líquido en un recipiente hermético, empleamos un filtro de café, para que no transfiera partículas pequeñas o migas de comida que puedan haber quedado en la sartén. Cerramos bien el contenedor y guardamos en un lugar oscuro.

Es importante tener claro que solo es posible reutilizar el aceite una o dos veces. Para ello debemos asegurarnos de que siempre conserve su buen olor. También es importante tener presente que al usar por segunda vez el aceite, su punto de humo se reduce o disminuye.

Quizá te interese: 5 potenciales beneficios del consumo de linaza y aceite de linaza para la salud

2. Opciones seguras para la eliminación de aceite de cocina.

Si no deseamos reutilizar el aceite de cocina o ya lo hemos hecho y queremos deshacernos de él, es muy importante que lo hagamos correctamente. Primero, debemos verificar que la ciudad recolecte este tipo de material. En general, las instalaciones públicas y las grandes cadenas de supermercados ofrecen esta opción al público.

No solo podemos tirar el aceite en una bolsa, es importante tener en cuenta que: el aceite se enfríe por completo, lo vertamos a un recipiente no reciclable con una tapa; luego lo tiremos a la basura, preferiblemente en lugares que ya estén preparados para recolectar este tipo de material.

Otra alternativa es poner el aceite usado en un recipiente viejo, como una lata de chocolate en polvo y luego ponerlo en el congelador. Cuando el aceite es sólido, podemos tirarlo a la basura sin ensuciarlo.

Los datos muestran que 50 mg de aceite pueden contaminar más de 25 mil litros de agua. Esto significa que debemos tener mucho cuidado con él. Es importante que hagamos consciencia sobre el daño que podemos hacer al medio ambiente al desperdiciar ciertos productos. Debemos disponer de modos más sostenibles para deshacernos del aceite. Aquí ya tenemos algunas variantes.

Quizá te interese:

40 Usos del aceite de coco en tu vida diaria