La guía completa del hipotiroidismo: qué es, cómo identificarlo y cómo tratarlo

Estilo de vida y salud

Cansancio, aumento de peso, alteraciones de ánimo. Esos síntomas son suficientes para que los guardianes de la medicina pipuar se adelanten a gritar: hipotiroidismo. Pero para que no corras el riesgo de dejarte llevar por un diagnóstico equivocado, te queremos contar un poco más sobre esta condición.

Antes que nada, es preciso que sepas que el hipotiroidismo es caracterizado por una disfunción en la tiroides, marcado por la deficiencia en la producción de las hormonas T3 y T4. Además de regular el peso y el ciclo menstrual, ayudar al desarrollo de los niños y adolescentes y ser aliada en el control emocional, esta glándula también interfiere en la acción de órganos vitales como el cerebro, el corazón, los riñones y el hígado.

¿Cómo actúa en el cuerpo?

Para que puedas entender mejor el hipotiroidismo, imagina que tu cuerpo es un automóvil. Cuando la tiroides empieza a producir menos T3 y T4, el cuerpo es más lento, como un auto cuando el combustible se está acabando. Puedes sentir el corazón latiendo más lento, el intestino siendo perezoso, cansancio, dolores musculares y en las articulaciones, somnolencia y hasta depresión. Como el cuerpo está quedando sin energía, hace todo lo posible para obligar que esa persona se detenga.

Síntomas físicos del hipotiroidismo:

1. Aumento de peso o incapacidad de perderlo.

2. Extremidades frías.

3. Disminución de energía durante la tarde.

4. Baja temperatura por la mañana (menos de 37ºC).

5. Dificultad para respirar y falta de aire.

6. Falta de coordinación.

7. Párpados pesados.

8. Fatiga o cansancio excesivo.

9. Ojos secos o arenosos.

10. Piel reseca.

11. Caída de cabello.

12. Colesterol alto.

13. Mareos y vértigo.

Síntomas mentales del hipotiroidismo:

1. Falta de memoria.

2. Inquietud.

3. Dificultad de aprender cosas nuevas.

4. Ansiedad.

5. Alteraciones de ánimo.

6. Lentitud mental.

Tratamiento:

Normalmente, el tratamiento consiste en el uso diario de levotiroxina, hormona sintética usada para compensar el déficit en la producción de tiroxina por la tiroides. Para más información, consulta a tu médico. Cualquiera puede hacerse el examen de TSH común o específico (para medir los niveles de T3 y T4).

Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.

Recomendamos