ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Micosis en las uñas: causas, riesgos y tratamiento de esta infección más que antiestética

Date May 30, 2018 18:27

La micosis en las uñas, también conocida como onicomicosis, es una infección dermatológica que por lo general es provocada por un hongo llamado dermatofito.

 

Algirdas Gelazius / Shutterstock.com

 

Este microorganismo ataca principalmente a las uñas de los pies y en particular a la uña del dedo gordo.

 

Di_Evan / Shutterstock.com

 

A pesar de que, al menos al principio, esta infección  por hongo no causa dolores ni ningún tipo de molestia, a largo plazo puede tener consecuencias devastadoras, tal como la pérdida completa de la uña. Por eso no hace falta decir que es mejor deshacerse de la onicomicosis.

Para comprender mejor sus síntomas, es necesario hacer una breve reflexión sobre sus orígenes.  Entre las causas de la micosis en las uñas se pueden contar:

1. Micosis en los pies.

 

Aksanaku / Shutterstock.com

 

Probablemente te des cuenta de inmediato de que la micosis de los pies, también conocida como pie de atleta, es muy diferente a la micosis de las uñas. La primera también se trasmite en sitios públicos tales como balnearios, vestuarios, saunas, salones de baile; en definitiva, en cualquier sitio donde las personas con pie de atleta dejen residuos de piel infectados.

Lo que quizás no sabías es que un pie de atleta sin curar o mal curado puede permitirle al hongo trasladarse a las uñas y provocar además una micosis ahí.

 

2. El moho.

Un contacto inapropiado con una superficie contaminada de moho puede provocar una onicomicosis.

 

Shutterstock

 

3. Levaduras.

Las levaduras también son hongos y pueden igualmente provocar micosis en las uñas de las manos cuando se tocan.

Skalapendra / Shutterstock.com

 

Quizá te interese: Existen 5 enfermedades pueden presentar como uno de sus síntomas a las grietas en los talones

 

Contagio

En cuanto a la forma de contagiarse de esta enfermedad, los canales de transmisión y factores de riesgo son muchísimos. Entre ellos podemos resaltar:

  • Maceración o humedad.
  • Pies descalzos en lugares públicos como duchas y vestuarios.
  • El intercambio de zapatos.
  • El uso por largos periodos de zapatos mal ventilados.
  • Profesiones que exigen un contacto constante con el agua.

Por otra parte, existen pacientes que son más vulnerables, como las personas de avanzada edad, individuos inmunodeficientes, pacientes diabéticos y personas que sufren de sudor en los pies; así como quienes ya tienen otros tipos de micosis.

El diagnóstico de la onicomicosis se puede hacer visitando a un especialista y practicando un examen micológico.

 

Alexander Raths / Shutterstock.com

 

Pero a simple vista también se puede detectar, y algunos factores nos pueden dar indicios de la presencia del dermatofito debajo de nuestras uñas, entre ellos tenemos:

  • La una se vuelve más gruesa y tiene la presencia de manchas amarillas, blancas, verdes o negras.
  • La uña se erosiona.
  • Hay comezón constante, enrojecimiento de la cutícula y un polvo blanquecino.
  • La uña pierde el color natural.

 

Tratamiento 

Diversos tratamientos están disponibles dependiendo de la gravedad y el lugar de la infección.

 

Voyagerix / Shutterstock.com

 

  • La aplicación de anti fúngicos o de un barniz especial para los pacientes que están en la fase inicial.
  • En ocasiones, los especialistas determinan si es necesario o no cortar la uña infectada.
  • En  casos extremos, podría ser necesaria la eliminación de forma quirúrgica de la uña infectada y la toma de medicamentos orales mucho más fuertes.

Cualquiera que sea el tratamiento, su eficacia dependerá del nivel de compromiso que se tenga con las instrucciones y restricciones hechas. Igualmente, la taza de reincidencia de onicomicosis es alta, por esos los expertos del cuidado de los pies hacen énfasis en la importancia de mantener una buena higiene, desinfectar zapatos y sandalias y no prestarlos ni intercambiarlos.

Otras recomendaciones incluyen utilizar antitranspirante para los pies, especialmente para las personas cuyo sudor es muy constante o que pasan la mayor parte del día con zapatos, y guantes de goma para quienes están en contacto frecuente con el agua.

Tomando en cuenta estas medidas preventivas y tratando las uñas infectadas, si es que ya sufres de onicomicosis, mantendrás a salvo el resto de las uñas y evitaras perder las que ya tienen micosis. Las uñas son un elemento muy importante en los dedos, es importante cuidarlas.

Fuente : Doctissimo, Dermatonet, Scholl, Sante-sur-le-net

Quizá te interese: Esta es la razón por la que nunca debes arrancarte la piel de las uñas, por feo que se vea


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.