ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

La testosterona no es solo masculina y estos son los signos de que tus niveles no son los adecuados

Date June 12, 2018 01:43

Contrario a la creencia popular, además de estrógeno y progesterona, el cuerpo femenino también necesita testosterona, la hormona masculina. Es necesario aclarar que, bajo condiciones normales, su concentración en las mujeres es 10 veces menor que en los hombres,

Sin embargo, los niveles de esta hormona no son constantes durante la vida de una mujer. Aumenta entre 5 y 7 veces después de la pubertad y sigue aumentando luego de la menopausia, después de la cual baja un 50% aproximadamente.

También se observa un aumento de testosterona durante el periodo de ovulación y durante el embarazo, cuando la hormona es producida por el cuerpo de la futura mamá y el del bebé.

En el caso de las mujeres, los siguientes órganos son los responsables de producir testosterona:

  • Los ovarios.
  • Las glándulas suprarrenales.
  • El hígado.

El papel de esta hormona en el cuerpo femenino es muy difícil de estimar, pero se sabe a ciencia cierta que es necesario para el funcionamiento de la gran mayoría de órganos y sistemas.

1. Función reproductiva.

A medida que los folículos crecen, la hormona sexual masculina producida por los ovarios se transforma en hormonas femeninas, el estrógeno, que estimula la liberación preovulatoria de hormonas luteinizantes.

 

2. Función hematopoyética.

 

 

La testosterona activa el proceso de producción de eritrocitos en la médula ósea.

 

3. Sistema musculo-esquelético.

 

Lebedev Roman Olegovich / Shutterstock.com

 

La hormona en cuestión regula la densidad y el crecimiento óseo. De hecho, una disminución significativa de su producción provoca osteoporosis.

Por otra parte, la testosterona también estimula el crecimiento de los tejidos musculares. Es por esto que con la edad, los músculos se vuelven más flácidos y se hace más difícil adquirir masa muscular.

 

4. Libido.

 

 

El crecimiento de los niveles de testosterona durante el periodo preovulatorio explica el fuerte deseo sexual de las mujeres. Después de la menopausia, cuando la producción de esta hormona disminuye, también lo hace la libido.

 

Quizá te interese: Mantén bajo control estas 5 hormonas para prevenir el aumento de peso durante la menopausia

 

5. Función cerebral.

Esta hormona tiene un efecto positivo sobre la función cerebral, la memoria y el humor. Su déficit a menudo provoca depresión y, por el contrario, su alta concentración ocasiona estallidos de ira inexplicables.

 

 

Entre las fluctuaciones fisiológicas, su concentración acrecida trae un incremento en la confianza y la determinación.

6. Al funcionamiento de las glándulas cutáneas.

 

La testosterona promueve el crecimiento y el fortalecimiento del cabello, lo que se hace particularmente visible durante el embarazo, cuando su aumento debido a la producción por los órganos de la mamá y el bebé, contribuye a un aumento inhabitual en la densidad y la elasticidad del cabello de la madre

 

Pero además de los efectos positivos en la salud de las mujeres, la testosterona también tiene efectos negativos. Entre los más comunes tenemos:

  • Irregularidades menstruales.
  • Acné.
  • Hipertricosis o aumento del olor corporal.
  • Lactancia incluso sin parto.
  • Problemas de sueño.
  • Infertilidad.
  • Depresión.

 

 

Si no son evidentes las razones que ameriten un examen de nivel de testosterona, no tienes de qué preocuparte. En caso de que tengas que hacértelo, se recomienda que este examen se practique durante los días 2 o 3 del siclo de 28 días o entre los días 4 y 7 si el ciclo dura más.

 

 

También es importante evitar las actividades físicas intensas y las relaciones sexuales los días previos al examen y evitar fumar o consumir alcohol al menos una hora antes del mismo.

El mejor momento para hacer el examen es en la mañana en ayunas, pero si el día anterior ha sido estresante, se recomienda aplazarlo pues en dichas situaciones el nivel de testosterona aumenta, lo que afecta el resultado.

 

Los síntomas de un nivel de testosterona muy alto no se deben ignorar e incluyen los siguientes:

  • Disminución del timbre de voz.
  • Agresividad.
  • Aumento del vello corporal.
  • Aumento de la producción de grasa cutánea.
  • Acné.
  • Atrofia de las glándulas mamarias.
  • Cese del siclo menstrual.

Los aumentos excesivos de los niveles de testosterona están asociados a menudo con enfermedades congénitas, problemas de concepción, complicaciones durante el embarazo e infertilidad.

 

El buen funcionamiento del sistema endocrino es un factor de vital importancia para la salud, especialmente la de las mujeres. Por eso te aconsejamos que no ignores los síntomas de desequilibrios hormonales y acudir de inmediato con los profesionales adecuados.

Fuente: Lilit Nasibian. Médico Obstetra y Ginecóloga.

Quizá te interese: Estas 10 señales alertarán a una persona cuando sus hormonas se estén saliendo de control


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.