ANIMALES

Por divertido que te parezca, que tu perro persiga su cola podría ser más peligroso de lo que crees

Date May 10, 2018 16:04

Aunque el hecho de que tu perro de vueltas como loco tratando de alcanzar su propia cola te parezca divertido, la realidad es un poco más complicada de lo que aparenta.  La cosa no es muy grave si tu cachorro lo hace muy poco y se calma rápido. Pero si no es así, un comportamiento como ese podría indicar que tu “persigue colas” tiene serios problemas de salud.

.  

De hecho, si este comportamiento se repite frecuentemente y dura desde varios mitos hasta horas, es recomendable llevar a tu can al veterinario, pues eso podría ser un síntoma de problemas de salud relativamente graves.

El caso es esencialmente más urgente si tu cachorro pertenece a las razas bull terrier miniatura, Terrier Jack Rusell o pastor alemán, ya que estas razas son más susceptibles de sufrir crisis de “perseguir la cola”.

NL photographie / Shutterstock.com

En la mayoría de los casos, los giros constantes también pueden ir acompañados de crisis de agresividad espontanea, de gruñidos constantes, de letargos prolongados, de lamidas excesivas o de desorientación y automutilación.

Quizá te interese: Llegó el último grito de la moda: Una fabulosa cola de dinosaurio ¡No te quedes sin ella!

En cuanto a las causas que dan origen a estas crisis tenemos:

Problemas físicos: puede ser que tu perro tenga parásitos alrededor de las glándulas anales o el recto  que le creen una irritación; que tenga alergias o que sufra algún tipo de afección en la espalda baja (tumor o hernia discal) que provoquen que no sienta la cola.

Epilepsia parcial: estas crisis están acompañadas de otros comportamientos erráticos como ataques a objetos inanimados, estados de transe o mirada fija. Por lo general, esta enfermedad comienza a manifestarse en cachorros desde los 2 años.

Un espasmo motriz (o repetición continua e involuntaria de los mismos gestos): estos casos podrían ser equiparables al trastorno obsesivo-compulsivo de los humanos. Este comportamiento se debe a una gran ansiedad en los canes, que a la vez puede ser generada por diversos problemas psicológicos.

Puede tratarse de una separación precoz de la madre, de una mala comprensión del lenguaje humano, de limitaciones excesivas o de una sensación de frustración; y a diferencia de las causas anteriores, se manifiesta a muy temprana edad; desde los 4 meses.

otsphoto / Shutterstock.com

Tampoco hay que entrar en pánico si ves que tu perro persigue su cola. Si es muy frecuente, llévalo al veterinario, quien procederá a hacerle los exámenes necesarios para identificar el posible problema de salud que tiene y recetarle el tratamiento adecuado.

En todo caso, nunca se debe ignorar los comportamientos extraños de nuestras mascotas y debemos actuar a tiempo. Tu perro no puede decirte lo que tiene, pero quizás puede mostrártelo, es cuestión de prestarle atención

Sources : wamiz, vetality, toutoupourlechien

Quizá te interese: Existen varios factores que llevan a los perros a perseguir sus colas y ninguno de ellos es divertido