Ella cultivaba sus propios alimentos para no morir de hambre, hoy es una de las modelos más famosas del mundo

Estilo de vida y tendencias

May 23, 2017 12:16 By Fabiosa

Probablemente has escuchado el nombre de Irina Shayk en algún lugar, así es, la famosa modelo rusa que hoy es la imagen oficial de marcas importantes a nivel mundial y que se rodea de celebridades como Cristiano Ronaldo.

Lo que probablemente no sepas es que su vida no siempre fue fácil, de hecho Irina, cuyo nombre real es Shaykhislamova, nació en un pequeño pueblo minero y su familia siempre fue muy pobre. La situación empeoró cuando a los 40 años su padre Valeriy –que trabajaba como minero– murió de cáncer pulmonar.

La situación era tan dura que Irina y su hermana Tatyana tuvieron que empezar una huerta para poderse alimentar. Literalmente del éxito de sus pequeñas cosechas dependía la seguridad alimentaria de su familia.

Irina era como cualquier adolescente, quería poder comprarse cosas bonitas. De hecho, el deseo de comprarse un par de zapatos la llevó a conseguir su primer trabajo a los 14 años. Literalmente pintó las paredes del hospital local durante 20 días para ganar suficiente dinero para poder conseguir sus zapatos.

Esta noticia puede ser interesante: Esta artista hace retratos increíbles usando café. El resultado es realmente hermoso…

Pero un día su suerte cambió. Irina sabía que era guapa y quería ser modelo. Su madre y su hermana la llevaron a una agencia de modelaje cercana a su pueblo y entonces el propietario se dio cuenta de que ella valía oro.

Con el tiempo Irina amplió su espectro profesional y se desempeñó no sólo como modelo de pasarela, sino como el rostro de muchas marcas populares mundialmente y también como actriz.

Imagínate qué sería de su vida si no hubiera decidido luchar por sus sueños.