ANIMALES

Los semáforos japoneses no dan el siga con luz verde sino azul, y lo curioso es que se debe al idioma

Date December 7, 2017 17:16

Todos estamos acostumbrados a ver los mismos colores en los semáforos de las intersecciones, ya sea manejando o cruzando las calles como peatón. Forman parte de todas las ciudades y ya es automática nuestra respuesta al ver la luz roja o al ver la luz verde. Por ello, solemos pensar que esto es así en todas partes del mundo. Sin embargo, en Japón, en vez de utilizar luces verdes para el "siga", se utiliza el azúl con esa finalidad. La respuesta a esta diferencia es, de hecho, bastante interesante.

La diferencia es causada por diferencias en el lenguaje. De hecho, otro lenguaje puede implicar una manera distinta de ver la realidad y la forma en la que un lenguaje se refiere a los colores, puede ser distinta. Por ejemplo, el japonés y el ruso, tienen palabras totalmente diferentes para los colores azul celeste y azul oscuro, para ellos son dos colores distintos. Además, el japonés antiguo utilizaba la misma palabra para decir verde o azul. En los tiempos modernos, ya existen términos distintos para así diferenciarlos.

Salaryman / Shutterstock.com

En el japonés hablado en la actualidad, el término ao se refiere al color azul, mientras que midori significa verde. Oficialmente, el color que se utiliza en los semáforos es el ao.

La Convención de Viena, en 1968, creó un estándar internacional para unificar los colores de los semáforos. Este convenio fue firmado por docenas de países, excepto por Japón y algunos otros.

Travel Wild / Shutterstock.com

QUIZÁ TE INTERESE: 3 Consejos útiles para aprender a guardar tus bienes personales según el método japonés de KonMari

A pesar de que desde 1973, el gobierno Japón decretó que los semáforos debían ser verdes, muchas personas los siguen describiendo como "azules", e incluso, el exámen de visión a la hora de obtener la licencia de conducir es hecho basándose en el color azúl. Al parecer, el idioma juega un papel sumamente importante en esta distinción mental.

mnimage / Shutterstock.com

Este es solo uno de muchos ejemplos de cómo el lenguaje puede llegar a condicionar la realidad que perciben las personas. Alrededor del mundo, hay muchas frases que no tienen equivalentes en otros países o idiomas. Es por ello que es tan interesante y enriquecedor el salir a explorar el mundo.

Fuente: Mental Floss

QUIZÁ TE INTERESE: 5 consejos de los padres japoneses para el mundo… Y ellos saben bien de qué están hablando