Ellos lograron tener un hijo cuando una doctora les prohibió usar perfume y hacer ejercicios de alto impacto

Inspiración

November 13, 2017 01:08 By Fabiosa

Traer un bebé al mundo es una de las cosas más maravillosas, ser padres y crear una familia es simplemente una ley natural de la vida que en muchas ocasiones se vuelve un camino difícil y tortuoso. Éste fue el caso de una pareja británica, Nicola Szymanowski, de 38 años y su esposo Mark, de 39 años, residentes de Manchester, Gran Bretaña, quienes lucharon durante 7 años para poder concebir a su primer hijo.

Nicola y Mark gastaron un aproximado de 20.000 libras esterlinas en los tratamientos de fertilización in vitro durante un período que catalogan como “una prueba física y emocional exhaustiva”. Durante estos 7 años, Nicola sufrió de 2 abortos espontáneos.

La pareja siguió los rigurosos consejos de una doctora que les indicó cambiar radicalmente su estilo de vida, entre ellos estaban que Mark dejara de asistir a sus clases de boxeo y que Nicola dejara de usar perfume. Milagrosamente, después de seguir estas recomendaciones y con el tratamiento in vitro la pareja hizo realidad su sueño de ser padres.

La doctora les explicó que los ejercicios de alto impacto hacen que el cuerpo libere endorfina, que es responsable de la reparación de los músculos y que podía intervenir en el proceso de concepción de Nicola. Además, la doctora le indicó a ambos que dejasen de usar perfumes, especialmente ella, ya que los químicos presentes en las colonias y en los productos de maquillaje puede que entren en la corriente sanguínea y por ende afectar el delicado proceso de la concepción.

Por su parte, la madre primeriza expresó:

Incluso le pedí a las personas que me venían a visitar que no usaran perfume. Fue muy difícil, hubo momentos que estábamos muy tristes, pero a la larga logramos lo que queríamos: tuvimos a nuestro pequeño.

Después de intentar por mucho tiempo y de hacerme muchas pruebas de embarazo que daban negativo, fue en septiembre de 2016 que nos confirmaron el embarazo y en mayo de 2017 que llegó a nuestras vidas nuestro pequeño Charles Henry John”.

Quizá te interese: La llamaron “La mamá pulpo” por dar a luz a ocho hijos en el mismo parto

Esta madre británica expresó también que si no hubiese sido por el procedimiento de fertilización in vitro, ellos no tendrían la familia que tienen actualmente. Ambos señalaron que pasaron por problemas muy difíciles, momentos en que no lograban ni hablar con las personas y que no podían ni pararse de la cama. Todo ese sufrimiento valió la pena porque ahora tienen el fruto de ambos en un niño sano y hermoso.

Ésta es una de las historias que nos hace creer que los milagros sí existen y que la esperanza junto con el avance médico pueden lograr hechos que antes parecían imposibles. Mark y Nicola nunca se rindieron porque ansiaban establecer una familia y ahora tienen todo para ser felices.

Fuente: Daily Mail UK

Quizá te interese:

Como no podían tener hijos, adoptaron trillizos. Pero dos meses después, pasó lo increíble

Ella tuvo su primer hijo a los 72 años de edad, pero su salud se ha visto muy afectada