NOTICIAS

3 consejos para elegir la mejor posición para dormir sin afectar nuestra salud

Date September 14, 2017 12:27

La mayoría de nosotros escogemos la posición para dormir de forma arbitraria y aleatoria. Algunos, la adoptamos y la cambiamos estando ya dormidos. Sin embargo, no debemos olvidar que nuestra posición durante la noche afecta los músculos, el cuerpo, la circulación sanguínea, la eficiencia respiratoria, la digestión y la función del corazón. Es aconsejable elegir una buena posición para dormir profundamente y mantenernos saludables. Te compartimos algunos tips para que duermas mejor.

Dormir sobre la espalda

Varios expertos dicen que dormir sobre la espalda es una posición ideal. Tiene muchas ventajas: es beneficioso para la columna vertebral y nos impide tener problemas digestivos. También es favorable para la piel, porque la cara está libre y la piel transpira. La desventaja es que al dormir sobre la espalda podemos roncar. Además, dormir sobre la espalda es bueno para la columna vertebral, pero no debemos utilizar una almohada grande o un colchón gastado.

Te recomendamos: Dime cómo duermes y te diré qué padeces: ésta es la posición perfecta para dormir

YAKOBCHUK VIACHESLA / Shutterstock.com

Dormir sobre el estómago

La posición del estómago puede causar que nuestras vértebras lumbares se lesionen, porque las obligamos a perder su curvatura natural. Para aliviar un poco de presión sobre la columna vertebral al adoptar esta posición, levantamos una de las rodillas. También, evitamos la almohada, pues no la necesitaremos en esta posición. También podemos colocar una almohada más firme debajo del estómago o las caderas, para aliviar la presión sobre el lumbar y la cervical.

También puedes leer: ¿No puedes dormir porque te duele la espalda? Te presentamos las razones por las que sucede

Pandora Studio / Shutterstock.com

Dormir sobre un costado

Dormir sobre un costado puede aliviar el problema de los ronquidos y mejorar la respiración. Además, esta posición favorece una buena digestión. Pero la desventaja de esta posición es que los brazos y dedos se nos entumecen. Esta posición puede cortar el flujo sanguíneo y despertarnos en medio de la noche. Para facilitar la comodidad al adoptar esta posición, no debemos poner demasiada presión sobre el hombro, y la cabeza no debe quedar demasiado elevada sobre la almohada, de lo contrario podemos sentir dolor de cuello. También podemos colocar una almohada entre las rodillas para aliviar la presión sobre las caderas y la espalda baja.

se media / Shutterstock.com

Recuerda: dormir es muy importante, pero debemos elegir la mejor posición para hacerlo y garantizar un sueño efectivo y saludable.

Es importante aclarar que toda la información contenida en Perfecto Gurú tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.

Fuente: Psychologies