VIDA REAL

Renacida de sus propias cenizas: pesaba 25 kilos y los médicos no le daban esperanzas

Date November 5, 2019 19:54

Hoy en día, Nicola King lleva la corona por la "mejor transformación corporal" del Campeonato de Inglaterra de Pure Elite; pero hace seis años, ella no se lo hubiera imaginado pues estaba al borde de la muerte.

Nicola, que fue muy delgada desde niña, tenía un fuerte apetito; sin embargo, cuando comenzó a sufrir de problemas con el control de la ira y cambios repentinos de humor, empezó a no gustarse a sí misma y a odiar su cuerpo así como su talla.

En el abismo de la anorexia.

A los 16 años, inició su larga batalla contra la anorexia; era tan complicada su situación que contaba cada caloría que ingería. Pero la pobre cayó pronto en un abismo profundo del que le costó mucho salir.

Durante seis semanas seguidas, la adolescente no comió ni bebió nada; de hecho, su cabello comenzó a caerse y dejó de llegarle el período.

Su estado empeoró tanto que llegó a pesar 25 kilos: ¡súper delgada!

Afortunadamente, se produjo un milagro después de que la jovencita fuese hospitalizada; en ese entonces, la alimentaban a través de un tubo.

Al hablar con el Daily Mail, Nicola recordó con dolor cómo su cuerpo llegó a estar al borde del colapso. Es más, los médicos le habían aconsejado a su familia que le dieran su última despedida porque la chica muy probablemente “no sobreviviría”.

Pero una nueva guerrera habría de nacer de toda esta difícil experiencia.

Nicola decidió que era hora de despertar de este triste estado, ya no quería sentirse mal, así que hizo un viaje al extranjero que le ayudó a quererse de nuevo.

Toma tu vida de nuevo en tus manos.

Primero voló a México, luego a Estados Unidos y finalmente a Grecia. Más tarde, la joven visitó Cornualles e Irlanda. Fue entonces, tras esta larga aventura, que comenzó su pasión por el fisicoculturismo.

¡Ahora está completamente cambiada! Gracias al apoyo de su familia y al cambio de estilo de vida, la joven hoy de 24 años parece una persona completamente diferente.

Hoy en día pesa 50 kg, come saludablemente y puede levantar pesas de 40 kg en el gimnasio.

Si le preguntas cómo se siente, Nicola responde:

Es mi terapia y mi escape, me siento libre cuando llevo mi cuerpo al extremo, pero de una manera sana y positiva. Fue un largo camino el recorrido pero, por primera vez, estoy orgullosa de mí mismo. Si no fuera por mi familia y el culturismo, no sé si todavía estaría viva.

Por nuestra parte, estamos muy contentos de que Nicola haya podido cambiar su vida antes de que fuera demasiado tarde. Esperamos que su historia inspire a quienes sufren de este tipo de problemas y los anime a encontrar un camino hacia una vida más saludable.