PSICOLOGÍA

El regalo más grande: Su hermana gemela no podía tener hijos, entonces ella decidió prestarle su vientre

Date September 19, 2019 06:29

Los hermanos gemelos tienen un vínculo mágico y tenemos muchas pruebas para asegurarlo. De hecho, la historia de estas dos hermanas puede demostrar que la unión que existe entre ellos puede superar cualquier barrera.

Whitney Bliesner, fue diagnosticada durante la secundaria con un raro trastorno causado por una serie de tumores benignos. Desde entonces, su vida nunca volvió a ser igual. La joven no solo tuvo que pasar por seis cirugías, además, perdió la vista en su ojo y su oído izquierdos.

Sin embargo, Whitney siempre fue una luchadora y logró sobreponerse a todas sus dificultades, construyó una vida normal y feliz, e incluso llegó a casarse con el amor de su vida, Pete Bliesner, en 2016.

Pero a pesar de su gran fortaleza, quedar embarazada implicaba el riesgo de heredar a su hijo el desorden genético que provocó la enfermedad que le ocasionó tanto sufrimiento, entre otras complicaciones.

Por lo tanto, la oportunidad de convertirse en mamá, dependía de otras alternativas como la fecundación in vitro el vientre de alquiler. Y aunque era demasiado caro para poder pagarlo, ella pudo encontrar la mejor solución de todas.

Su hermana gemela, Jill, fue sana desde su nacimiento y al enterarse del complejo dilema que enfrentaba su amada Whitney, le ofreció el regalo más generoso que una persona puede dar: convertirse en su vientre sustituto. Al respecto, ella explicó:

Ella siempre quiso ser madre y su enfermedad ya le ha quitado mucho. No iba a permitir que también le arruinara esta oportunidad. Ella es mi mejor amiga y sé que ella habría hecho lo mismo por mí.

Aun así, las cosas no fueron sencillas. El primer intento de Fecundación In Vitro no funcionó, pero ambas mantuvieron las esperanzas y lo intentaron de nuevo.

Finalmente, en junio de 2019, Jill dio a luz una pareja de gemelos y le permitió a su hermana cumplir su sueño al convertirse en madre de dos hijos. Sin duda alguna, este es el gesto de amor más impresionante que puede haber, estos pequeños tienen la suerte de llegar al mundo en una familia maravillosa, ¿no lo crees?