ESTILO DE VIDA

De tal palo, tal astilla: el hijo de Christopher Reeve ya creció y vaya que se parece a su difunto padre

Date December 24, 2019 16:59

Mucho antes de que se convirtiera en un devoto padre y esposo amoroso, Christopher Reeve era un verdadero héroe televisivo.

Él interpretó el papel de Superman, en la primera trilogía de la saga, alrededor de finales de los años 70 y prinncipios de los 80 , y de una cuarta entrega, en 1987.

De tal palo, tal astilla: el hijo de Christopher Reeve ya creció y vaya que se parece a su difunto padreGetty Images / Ideal Image

La historia de Christopher Reeve.

Reeve nació en 1952 y tuvo que pasar por muchos papeles sobre el escenario y televisión antes de que la gran oportunidad de interpretar al hombre de acero tocara a su puerta.

Tras vestirse de superhéroe, la carrera de Christopher se elevó como la espuma y su fama fue muy fuerte durante años.

Desafortunadamente, su vida se vio truncada demasiado pronto.

De tal palo, tal astilla: el hijo de Christopher Reeve ya creció y vaya que se parece a su difunto padreGetty Images / Ideal image

En 1995, Christopher sufrió un accidente de equitación que le ocasionó una grave parálisis del cuello hacia abajo.

De tal palo, tal astilla: el hijo de Christopher Reeve ya creció y vaya que se parece a su difunto padre and MatthewGetty Images / Ideal Image

A pesar de la experiencia desgarradora, el actor encontró una manera de que algo bueno saliera de todo ello, por lo que creó la Fundación de Parálisis Christopher Reeve en 1998.

La organización tenía como objetivo promover la investigación sobre lesiones medulares.

De tal palo, tal astilla: el hijo de Christopher Reeve ya creció y vaya que se parece a su difunto padreGetty Images / Ideal Image

Lamentablemente, Christopher murió en 2004, a la edad de 52 años, después de sufrir un paro cardíaco.

El actor hizo tanto por el mundo que dejó un legado detrás, y su hijo, Will, se ha dedicado a honrar su memoria.

Quizá te interese: El hijo perdido de George Michael: Mujer afirma que concibió a su hijo con el cantante en 1997

El hijo de Christopher Reeve.

A Will Reeve no le fue fácil crecer ya que, poco después de la muerte de su padre, su madre falleció de cáncer.

A los 13 años, se enfrentaba a la vida solo y también tenía el peso de un legado en los hombros que debía mantener.

Hace poco tiempo, Will escribió una profunda carta dirigida hacia su ser adolescente, poniendo en ella palabras que describían lo que se sentía tener 13 años, pero con unos zapatos muy grandes que llenar.

En el papel, el también habló sobre el dolor de sentirse “mínimo” y “aterrorizado y confundido”.

Algunos días, como cuando uno se une a la Junta Directiva de la Fundación Christopher y Diana Reeve, se siente como si estuvieras haciendo un gran trabajo. Otras veces, como cuando tu balance entre el juego y el trabajo se inclina más hacia la parte de la diversión, no se siente más que vergüenza.

Su consejo a su propio ser de 13 años de edad era simplemente ser él mismo y que esa era la mejor manera de hacer que su mamá y papá estuvieran orgullosos.

Ahora a sus 27 años de edad, Will Reeve ha hecho el gran trabajo de continuar la tarea que iniciaron sus padres. A menudo asiste a eventos benéficos y habla en nombre de sus progenitores.

Mientras conversaba con ENews, explicó que siempre le conmovió ver cómo sus padres inspiraron a millones de personas y que él tiene la intención de hacer todo lo posible para mantener eso en marcha.

No solo se parece a su padre por las buenas obras que hace sino que también son muy parecidos físicamente.

Él y su difunto papá comparten rasgos cincelados similares. De hecho, Will puede hacerse pasar por un joven Christopher Reeve.

No puede ser fácil perder a ambos padres a una edad tan temprana, pero, Will Reeve, al igual que su padre, sabe cómo sacar lo mejor de una mala situación.

¡Bravo, Will!

Quizá te interese: Reconocen públicamente que la muerte de Margot Kidder, actriz de “Superman”, fue en realidad un suicidio