ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Tomó la foto de una familia comiendo helado sin saber que esa sería la última para uno de ellos

Date August 22, 2019 17:24

¿Cuándo fue la última vez que le regalaste a alguien un recuerdo inolvidable? En estos días de apuro y estrés, no muchas personas hacen cosas generosas por otras, es por ello que estas historias se vuelven virales, casi de inmediato e inspiran a miles de personas a que sean más amables con el prójimo.

En este caso, una acción de generosidad por parte de una mujer le cambió la vida para siempre a una familia.

Tomó la foto de una familia comiendo helado sin saber que esa sería la última para uno de ellosSyda Productions / Shutterstock.com

Un acto de generosidad desinteresado.

Joyce Rhinehart se encontraba en una heladería con su nieto, cuanto notó que había una familia hermosa comiendo helado. Ella se acercó, conmovida por esa imagen, y les pidió tomarles una foto.

Quizá te interese: Anciano quedó en lágrimas al ver la transformación que le hicieron a su esposa de 68 años

Según Joyce, ella es amante de la fotografía y cuando ve un momento especial, no puede evitar capturarlo.

En esa ocasión, la familia sentada junta comiendo helados fue algo que le llamó la atención y quiso inmortalizar el momento. Joyce, luego de recibir permiso para hacerlo, tomó la fotografía y se la envió a la familia para así despedirse.

La foto frente a la heladería Rita.

Lo que la fotógrafa no se esperaba, era recibir un mensaje del padre de esta familia, pocos días después, con una noticia impactante:

Querida señora, usted fue quién nos tomó una foto al frente de Rita's el pasado 8 de junio. Mi esposa murió ayer y esta fue la última foto que nos sacamos juntos, como familia.

Con el mensaje que escribió, el hombre le agradeció a Joyce, pues esta foto ahora era muy significativa para él y sus niños.

Quizá te interese: Maternidad honesta: una madre bloguera compartió su experiencia con toda la crudeza del caso

Joyce quedó con el corazón roto, pues nunca se imaginó que la familia feliz que fotografió iba a recibir un golpe tan duro, pocos días después de su encuentro.

Sin embargo, este evento la hizo decidir que, con más frecuencia, tomará estas fotografías aleatorias para alegrarle la vida a las personas y así, crear recuerdos felices. No en vano, las familias reales tienen como tradición tomarse fotos para las siguientes generaciones.

Esta historia es impresionante y demuestra que lo único que hace falta para que el mundo sea un lugar mejor, es dar amabilidad y respeto a los demás.

Ahora, gracias a Joyce, una familia tendrá para siempre una foto de recuerdos inolvidables que pasó con un ser queriso en los púltimos momentos de su vida.

Hermoso, ¿no te parece?

Quizá te interese: En salud y en enfermedad: las fotografías conmovedoras de una historia de amor única y hermosa