ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Le dijeron que su hija no sobreviviría, pero ella ignoró los pronósticos y hoy es madre de una niña feliz

Date August 5, 2019 20:42

El amor de una madre y su instinto para proteger a sus hijos es una de las fuerzas más poderosas del mundo. Por esa razón, el vínculo entre una madre e hijo es casi inquebrantable.

Esto aplica a la historia de Wendy Wong, una mujer de 41 años que pasó por uno de los momentos más difíciles de su vida luego de que, durante su embarazo, le dieran la desalentadora noticia de que su bebé nacería con higroma quístico.

Esta condición genera la acumulación de quistes llenos de fluido antes del nacimiento y tiene una tasa de mortalidad alta, en especial si no se diagnostica a tiempo.

Por eso, mientras cursaba la vigésimo cuarta semana de embarazo, su médico le aconsejó que no continuara con el embarazo. De esa forma, ella y su esposo, Alex, podrían empezar de nuevo.

El profesional de la salud creía que el hijo de Wendy moriría antes de nacer, durante el parto o a los pocos minutos de haber llegado al mundo. Todos los pronósticos eran sombríos.

Sin embargo, nada de eso amedrentó a Wendy.

Le dije que podía sentir como se movía adentro mío. No había forma de que terminara mi embarazo.

Wendy y Alex buscaron una segunda opinión y encontraron un médico que les dio esperanzas. Les dijo que el bebé podía llegar a sobrevivir al parto y que había presenciado casos aún peores.

Finalmente llegó el día y Wendy dio a luz a una pequeña a la que llamó Savannah. No obstante, la pequeña debió quedarse en el hospital por dos meses.

Savannah fue dada de alta luego de responder con éxito a un tratamiento experimental con una droga llamada Sirolimus. Esta medicina se administra por vía oral y ayuda a drenar los quistes en su cuerpo.

El 24 de junio de 2019, Savannah festejó su cumpleaños número 5 a pesar de todos los pronósticos.

En 2018, la pequeña terminó el prescolar y es una alumna ejemplar.

Wendy y Alex esperan convertirse en una fuente de inspiración para otros padres que se encuentran en una situación similar. Quieren compartir con el mundo su mensaje de esperanza.

En una entrevista con el medio The Sun, Wendy dijo:

He recibido mensajes de muchas mamás que me preguntan por Savannah y por la realidad de su condición. Tan solo les digo que no hay nada que impida que sus hijos lleven una vida plena, y Savannah es la prueba viviente de eso.

No caben dudas de que esta familia es un verdadero ejemplo de resiliencia y esperanza. Su perseverancia y el inmenso amor que sienten por su hija son los mejores regalos que les hizo la paternidad.