ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Mujer fisicoculturista es criticada porque su vientre es muy pequeño a sus 7 meses de embarazo

Date July 9, 2019 18:04

Cada ser humano vive una experiencia singular en cuanto a la salud se refiere, incluyendo a la mujer en el momento de la gestación, y esto incluye el tamaño de su vientre.

Mujer fisicoculturista es criticada porque su vientre es muy pequeño a sus 7 meses de embarazozffoto / Shutterstock.com

De acuerdo a la opinión de un ginecólogo obstetra en Toronto, el doctor Kirkham, el hecho de tener los músculos abdominales tonificados quiere decir que durante el embarazo el útero no se expande demasiado y así la protuberancia del vientre se ve más pequeña.

Sin embargo, si los músculos centrales han sufrido un estiramiento por un embarazo anterior, por lógica el vientre puede parecer más grande.

Pero, no todos saben de esto.

La estrella australiana del fisicoculturismo, Daegan Coye, les ha hecho frente a los ataques que ha recibido por las redes en cuanto a su embarazo.

Daegan comentó en su cuenta de Instagram que la habían criticado por tener un vientre tan pequeño a sus 30 semanas de gestación.

Pareciera que todos los usuarios de las redes se enfocaron en ella, para debatir el tema de si su bebé era demasiado grande o pequeño.

Sin embargo, ella no consideraba los comentarios tan ofensivos, e hizo una publicación justificando su figura:

Puesto que todavía no he visto a ninguna mujer tener el vientre del mismo tamaño que otra con la misma cantidad de meses, creo que es seguro asumir que no hay una talla exclusiva para todos los embarazos.

Además, Coyne pudo determinar que nadie sabe cuál es el tamaño del vientre esperado durante el embarazo.

Es más, mi niña Bubba está por encima del tamaño promedio de un embarazo de 30 semanas, simplemente soy buena ocultándola.

Añadió Coyne.

Pues parece que las personas deben aprender a dejar estos temas en manos de los profesionales médicos, quienes son los que saben determinar si el embarazo de la persona va por buen camino.

En fin, como dice Coyne, durante el embarazo cada mujer tiene una apariencia de vientre distinta a la otra y debemos aceptar que así sea.